ATLÉTICO

Hotel Náyade, talismán del Atleti: ya son 44 años de pretemporadas

El Atlético 1972-73 de Luis o Adelardo fue el primero. El Atleti 2016-17 el último. Allí también trabajó el Barça en 1975 con Cruyff como jugador, el Getafe, el Rayo, el Poli Ejido...

Hotel Náyade, talismán del Atleti: ya son 44 años de pretemporadas
DANI SANCHEZ

De aquella foto, en realidad, sólo es reconocible el pequeño murete enfrente del edificio del L'Spa. Lo demás, todo ha cambiado. Los árboles hoy tapan las montañas y, ahí delante, donde antes no había nada, con los años crecieron una piscina y un bar con aire ibicenco, el Bahía Club. La foto, ésta que acompaña el reportaje, es una foto con historia. El de la foto es el Atlético de la 1972-73, el primer o que se alojó en el Hotel Náyade, en Los Ángeles de San Rafael, para una pretemporada. Han pasado 44 años desde entonces. Y muchos otros equipos, Getafe, Rayo, Poli Ejido..., y muchos otros Atleti, hasta llegar a este, al de la 2016-17. Las paredes de la sala de juegos del hotel son testigo.

"Buf, son muchos los recuerdos". Quien habla es Juan Carlos Sanz, director del complejo de Los Ángeles de San Rafael desde el 2001. Su cabeza es una chistera llena de anécdotas. Siempre hay alguna que asoma. Empieza por Luis Aragonés, el entrenador del Atleti en aquel año en el que él llegó. "Era afable, normal, directo; el único que entraba a la cocina a ver que se hacía allí", ríe. Después, en 16 veranos, ha visto pasar a ocho entrenadores del Atlético. De Manzano al Cholo pasando por Javier Aguirre. Si le preguntan con quién se queda lo tiene claro: el último, Simeone. "Por su metodología, seriedad, rigor y orden", explica mientras muestra una foto de otro Cholo, de otro Atleti que ya pasó pero no borrará la historia, el del doblete. También hizo su pretemporada allí, en el Náyade.

"Simeone es el técnico que devolvió al Atlético al lugar donde estaba en aquella foto del Atleti 1972-73 de Adelardo, Irureta, Reina, Gárate y demás", recuerda. Aquel Atleti grande, el que inauguró que, después, todos los demás comenzaran su año allí, en el Náyade, un hotel que nació primero como Club Naútico. Fue en 1973 cuando se convirtió en hotel y comenzaron a llegar los clubes de fútbol.

Hoy es referente. Lo atestiguan 35 años ininterrumpidos de pretemporadas del Atleti en este lugar, el principio de todo, su sitio talismán, por eso siempre regresa. Y de algunos Rayo, algunos Getafe, el Poli Ejido, el Murcia, el Valladolid. "Y equipos de fútbol sala, de la selección nacional de rugby...", dice Juan Carlos. Ha perdido la cuenta. Pero, ¿qué ofrece? Instalaciones deportivas, con tres campos de fútbol. Ocio. Las piscinas. El embalse. El currículum. "Si las paredes de la sala de juegos del Náyade hablaran... Siempre fue la favorita de los futbolistas. Allí se reunían, hablaban de fútbol. O jugaban al dominó, lo de antes: ahora los juegos son el mus o la pocha", cuenta. Que el Náyade ha sido escenario de tantos y tantos momentos lo dicen las fotos.

Cambian las ropas, la moda en el pelo, los protagonistas, los nombres, pero se mantiene algo, el fondo, siempre el Náyade. "Recuerdo a Vieri, un tío de carácter, fuerte, yo aún no estaba pero todos recuerdan: sólo quería comida italiana. Cuando probó la española... Le encantaba la paella...". Testigos mudos pero presentes, parecen asentir varias camisetas. Hay varias del Atleti (entre ellas la del Atleti 2013-14 campeón de Liga). Y también las fotos en blanco y negro de la inauguración de la urbanización. Estaba Adolfo Suárez. Y también Raphael, el cantante. Ahí, en esa pared justo a la derecha de la puerta, hasta el año pasado, había otra foto. Estaba Cruyff, de jugador, en su segundo año en el Barça, con Rexach, Asensi o Neeskens, en aquel verano de 1975 en el que su Barça también pasó por el Náyade. Foto que se quitó de la sala de juegos hace dos años tras la última reforma. Hoy la guarda Juan Carlos en su despacho. Como oro en paño.