ATHLETIC

Raúl García deberá parar por una leve alteración cardíaca

Al jugador del Athletic le detectaron la dolencia en los exámenes médicos y deberá disminuir su entrenamiento, en volumen e intensidad, 3-4 semanas.

Raúl García deberá parar por una leve alteración cardíaca
PAULINO ORIBE DIARIO AS

El Athletic anunció anoche que ha descubierto en los exámenes médicos realizados ayer por la mañana a Raúl García una “leve alteración electrocardiográfica” que precisa de un periodo de disminución del entrenamiento, tanto en volumen como en intensidad, de entre tres y cuatro semanas. Un buen susto en el tercer día de pretemporada. El futbolista acudió a los exámenes en el IMQ de Bilbao con sensación de normalidad, la que había tenido en los entrenamientos con Ernesto Valverde y en su preparación personal en verano.

El cuerpo médico rojiblanco ha abierto un protocolo de prevención a la espera de realizar nuevas pruebas al navarro, que carece de antecedentes de este tipo en sus etapas en Osasuna y Atlético. A la espera de conocer más datos por parte del departamento que dirige el doctor Josean Lekue, es la consecuencia de una ligera taquicardia encontrada en los exámenes al futbolista, que se habría tomado el problema con tranquilidad.

Este asunto hará que llegue muy justo al comienzo de la Liga. Teniendo en cuenta que no trabajará en principio a tope hasta dentro de un mes, existen posibilidades de que se le frene hasta disputar la segunda jornada, cuando se gana tiempo por el parón de la Selección. Serán las pruebas posteriores las que marcarán los ritmos de alta médica.

Conservadores. Lógicamente, el Athletic es conservador en el diagnóstico, aunque el mero hecho que dice que Raúl García seguirá haciendo trabajo indica que considera leve la dolencia.

En el Athletic, hubo un caso más serio, el del cachorro Sergio Mendigutxia, que este año ha jugado en Primera con el Sporting, que fue apartado totalmente de la competición por un síncope. El futbolista terminaría rehaciendo su carrera en La Roda y el Córdoba sin recaída alguna.

Menos conocido es, porque se llevó en la absoluta discreción, que Aitor Larrazabal fue intervenido en su etapa como futbolista por una malformación. El lateral izquierdo y hasta hace dos años coordinador de Lezama siguió compitiendo sin problemas hasta disputar nada menos que 445 partidos y ser actualmente el séptimo león de la historia.