ESPANYOL

Thievy vuelve a vestir de blanquiazul tras 913 días

El díscolo delantero sí se presentó en esta ocasión a la pretemporada del Espanyol, aunque el club le busca salida, que esta vez será definitiva.

Thievy vuelve a vestir de blanquiazul tras 913 días
Gorka Leiza

La friolera de 30 meses. O si lo prefieren, 130 semanas. O 913 días. Ése es el tiempo transcurrido entre la última vez que se pudo ver a Thievy Bifouma vestido de blanquiazul y ayer, en que volvió a hacerlo. Aunque solo sea mientras delantero y Espanyol buscan una salida, en esta ocasión definitiva, pues le resta solo un año de contrato.

La anterior vez que Thievy se ejercitó con el Espanyol, para que se hagan una idea, se estrenaba en los cines ‘El lobo de Wall Street’, era primera plana una relación extramatrimonial del presidente de Francia, François Hollande, y en la previa de un Atlético-Barcelona se analizaba a sus porteros: Thibaut Courtois y Víctor Valdés. Sí, ha llovido,y a juzgar por su comparecencia en este regreso al trabajo, incluso a Thievy le ha dado tiempo a madurar.

Thievy, que llegó al Espanyol en 2010 a través del Draft para jóvenes promesas, iba para estrella. O al menos para prominente atacante. Así lo estimaron en el club cuando lo firmaron, o tras su fructífera cesión en Las Palmas, en la temporada 2012-13 (44 partidos y 14 goles), y al hacerle ficha profesional. Pero todo se truncó en el curso 2013-14, a las órdenes de Javier Aguirre. Tras varios retrasos a entrenamientos, el 10 de enero de 2014 directamente se ausentó, sin razón aparente. Lo volvió a hacer al día siguiente: los médicos lo visitaron en su domicilio y alegó un “cuadro de ansiedad”.

El último día del mes, y del mercado, se marchó cedido al West Bromwich Albion. Pero los ingleses no hicieron efectiva su opción de compra. Tampoco más adelante Almería, Granada ni Stade de Reims. En total, 60 partidos jugados y diez goles en ese tiempo. En 30 meses, 130 semanas, 913 días.