EIBAR

El Eibar presenta a los tres futbolistas más jóvenes

El Eibar ha presentado hoy a los tres futbolistas más jóvenes que ha fichado para su plantilla de Primera División: Jordi Calavera, Christian Rivera y Rubén Peña.

El Eibar presenta a los tres futbolistas más jóvenes
@SDEibar

El Eibar ha presentado hoy a los tres futbolistas más jóvenes que ha fichado para su plantilla de Primera División: Jordi Calavera (Nastic de Tarragona), Christian Rivera (Real
Oviedo) y Rubén Peña (Leganés), quienes se han comprometido por tres temporadas.

Los tres jugadores, que han llegado libres tras finalizar sus contratos el pasado 30 de junio con clubes de Segunda División, han sido presentados por separado en una rueda de prensa en la que ha comparecido la presidenta azulgrana, Amaia Gorostiza, junto al director deportivo, Fran Garagarza.

Jordi Calavera, es un lateral derecho de 20 años, que fue apartado en el Nastic de Tarragona en enero pasado tras negarse a renovar con el club catalán, pese a haber apalabrado su continuidad, tras surgir la oferta eibarresa de Primera División.

El centrocampista Christian Rivera, de 18 años, será el benjamín de la plantilla entrenada por José Luis Mendilibar, es internacional sub-19 y fue pretendido por el Manchester City.

Rubén Peña, de 24 años, es el futbolista que más han visto en acción los técnicos azulgranas, tanto en el Guijuelo como en el Leganés, donde ha militado las dos últimas campañas, en las que ha jugado tanto de lateral derecho, como de extremo por la banda derecha e, incluso, de delantero.

Durante el acto de su presentación, Jordi Calavera ha dicho que su fichaje por el Eibar "es un paso muy importante" ya que se trata de un club de Primera, motivo por el que ni su familia ni él se lo pensaron "mucho" cuando surgió la posibilidad de fichar por la entidad guipuzcoana.

"El Eibar me ofrece la oportunidad de seguir creciendo, es un club humilde y familiar, con mi edad que me viene bien para ir hacia arriba", ha resaltado el catalán, nacido en Tarragona y formado en la cantera del Nastic.

"Fichar por un club de Primera no se puede rechazar. No me arrepiento de lo que he hecho", ha reiterado Jordi Calavera.

Por su parte, Christian Rivera, quien se ha presentado con la mano izquierda vendada porque ha sufrido un corte en el dedo anular tras una caída, ha dicho que se ha comprometido con el Eibar porque fue el primer equipo que "apostó" por él y porque "es un club que se caracteriza por el trabajo y la humildad".

El gijonés, formado en el Sporting y que ha militado las dos últimas temporadas en el Oviedo, se ha definido como un "trabajador" que ha jugado de mediocentro, mediapunta y de defensa central.

Con poca experiencia, quiere ver si puede dar el nivel en Primera División, algo que, según ha dicho, es un "salto bastante grande". "Tengo ganas de que empiecen los entrenamientos el miércoles", ha sentenciado.

Al igual que Calavera, Christian Rivera dejó de jugar en el ejercicio 2015-2016, cuando el Oviedo le ofreció la renovación y rechazó esa propuesta debido al interés de los eibarreses.

Por último, Rubén Peña ha dicho ser un futbolista que se encuentra "más cómodo" en las posiciones de ataque, tras lo que se ha puesto "a disposición del entrenador para jugar minutos en la mejor competición del mundo".

El Eibar ha pagado al Leganés 200.000 euros como compensación por la marcha de Peña, que acabó contrato con el club madrileño el 30 de junio pasado.

El futbolista de Avila es el único de los tres que cuenta con experienciaen Primera División, ya que siendo jugador del filial del Valladolid, actuó con el primer equipo pucelano.