ATLÉTICO DE MADRID

El Chelsea acelera por Higuaín y Costa se acerca al Atlético

Tras fichar a Batshuayi, los ‘blues’ van a por el ‘Pipita’ y negociarán por el hispano-brasileño, tras meses negándose a ello.
Chelsea-Atletico Madrid

El Atlético tiene abiertos varios frentes para reforzar su plantilla con un delantero de primer nivel. Se contactó con Aubameyang, interesan Lacazette y Gameiro... Pero la prioridad es Diego Costa y, si es viable, será él el elegido. Unas condiciones, las de esa viabilidad, que no se han dado aún ante la negativa del Chelsea para negociar; pero la situación está a punto de cambiar gracias a dos nombres: Batshuayi e Higuaín.

Como ya contó AS, el conjunto londinense no tiene intención de negociar la salida de Costa hasta que no haya asegurado el ataque de su plantilla con la firma de dos delanteros. El primero ya está: el belga Batshuayi llega a Londres a cambio de 40 millones de euros desde el Olympique de Marsella. Y el segundo es cada vez más cercano: Nicolás Higuaín, hermano del delantero del Nápoles, declaró recientemente que no van a renovar el contrato que une a su hermano con la entidad italiana hasta 2018, puesto que las expectativas en cuanto a la competitividad del cuadro napolitano no se han cumplido. El Atlético mostró interés por el Pipita, pero las pretensiones de Di Laurentiis, presidente del Nápoles, descartaron la opción: pide los 94 millones de la cláusula y Andrea Berta ya descartó esa posibilidad.

Una cantidad que el Chelsea sí puede abordar gracias al multimillonario contrato televisivo de la Premier. Conte quiere que Diego Costa siga, pero el deseo del hispano-brasileño, que no se ha adaptado del todo a Londres, es regresar al Atlético. Así lo ha expresado en varias ocasiones y también desde el Atleti han comentado que harán lo posible para que vuelva.

134 partidos, 64 goles

El principal motivo que mueve a Simeone a decantarse por Costa es la experiencia: sabe que le dará lo que el equipo necesita. El delantero jugó 134 partidos con el Atlético, en los cuales marcó un total de 64 tantos y dio 22 asistencias. Especialmente brillante fue su temporada 13-14, la del título de Liga y la final de Champions en Lisboa: anotó 36 goles en 51 partidos, permitiendo así que la baja de Falcao fuese imperceptible.