CUARTOS | ALEMANIA - ITALIA

Mazzola: “Italia sufriendo se saca algo de la chistera y gana”

El mítico delantero recuerda con nostalgia aquel Italia-Alemania de semifinales del Mundial de México 70. Brasil ganó en la final.

Mazzola: “Italia sufriendo se saca algo de la chistera y gana”

Alemania-Italia en directo

Llega otro apasionante Italia-Alemania.

—Un partido único, es la historia del fútbol.

—Una rivalidad que empezó con el partido del siglo: 4-3 en el Azteca, en 1970.

—Sí, allí empezó todo. Pasan los años y aquello sigue siendo inolvidable.

—Usted jugó desde el primer minuto, pero en el 45’ llegó la famosa staffetta con Rivera. ¿Jugar juntos era imposible?

—Claro que no, ¡Brasil jugaba con cinco ‘diez’ a la vez! Nosotros teníamos dos y sólo poníamos uno. Los italianos somos así, especiales...

—¿Qué se le quedó grabado de aquella batalla?

—La voluntad italiana y la fuerza alemana. No me puedo olvidar de Beckenbauer con el brazo vendado al cuerpo, jugaba como si nada. El espíritu de estos grandes equipos siempre quedó en mi mente.

—Pasaron casi 50 años, pero aquel partido sigue siendo considerado el mejor.

—Las emociones que despertó fueron únicas. Cuando volví a Italia en la sede del Inter había varías cartas para mí, un hincha quería demandarme porque de tanto levantarse y sentarse rompió la silla y se fracturó un brazo. Iba en serio...

—Sin embargo, según algún crítico, tácticamente los equipos no lo hicieron nada bien.

—¡El que diga eso, de fútbol no sabe nada!

—¿Existe algún partido que se pueda considerar heredero de aquel Italia-Alemania?

—Creo que no, ninguno trasmitió tanta pasión. Bueno, algún choque del Atlético del Cholo sí me emocionó, pero delante nunca tuvieron rivales de la misma intensidad.

—¿Era imposible superar al Brasil de Pelé en la final?

—Eran demasiado buenos, ¡el lateral izquierdo en su club llevaba el 10! Al principio Brasil sufrió, pero al final se nos acabaron las energías.

—¿Le gusta la Italia de Conte?

—Mucho. Está trabajando bien, me gusta el carácter que le da al equipo. No tenemos al jugador que te enciende una luz en el campo, pero él se la deja encender a cada uno un poco.

—¿Dónde acabaron los talentos del Bel Paese?

—En Italia hubo una época donde, para los niños, valía más la condición atlética que darles un balón y dejarlos jugar. Y ahora lo pagamos.

—¿Cuál es su jugador favorito de esta azzurra?

—Me encantan los pequeñitos, Giaccherini e Insigne.

—¿Se esperaba una victoria tan clara con España?

—No, sobre todo no me esperaba el bajón de La Roja, que está pagando el cambio de generación.

—¿En su época cómo se consideraba la Selección española?

—Siempre fue un gran equipo, cada partido con ellos era una batalla, sus jugadores creaban fútbol. Además, tenían a dos compañeros míos en el Inter, Peiró y Suárez.

—¿Por qué tuvo que esperar hasta 2010 para ganar un Mundial?

—Eran presumidos, pensaban poder ganar siempre. ¡Debes ir al césped sabiendo que vas a sufrir! Aragonés y Del Bosque le dieron humildad al grupo, y triunfaron.

—¿Será duro para La Roja empezar otro ciclo?

—Tiene muchos talentos. En España se enseña a jugar al fútbol, se crece con el balón y no importa solo el físico. No le faltarán jugadores.

—¿Y mañana, cómo será?

—Tengo ganas de ver el partido. Será durísimo, como siempre. Y como siempre ganaremos.

—Con Alemania, Italia sigue siendo imbatida en Eurocopas y Mundiales.

—Son muy buenos tácticamente y físicamente, pero nosotros tenemos más inventiva. Mientras sufrimos sacamos algo de la chistera y te ganamos.

—En Alemania dicen que la azzurra es un equipo de “abuelos” que no tiene esperanzas.

—Pues les contaremos un cuento, como hacen los viejitos. Ellos se lo creen, y les ganamos...