CROACIA - PORTUGAL

La ‘bestia’ Cristiano Ronaldo frente al ‘master’ Luka Modric

Croacia-Portugal: octavos con la luz de dos estrellas madridistas (21:00, Tele5). Cristiano dejó sentada su categoría con golazos ante Hungría.

0

Croacia-Portugal en directo

Imprimir

Dos estrellas del Real Madrid se llevan el foco en la primera jornada de octavos de final de la Euro: Cristiano Ronaldo y Luca Modric (sigue el partido en directo en AS.com). Los líderes de Portugal y Croacia frente a frente, en un partido sin pronóstico, cargado de connotaciones que lo aproximan a España. Si a La Roja pasara todas sus eliminatorias, es probable que pudiera encontrarse en la gran final con una de estas dos selecciones.

En Lens se planta Cristiano después de un partido magno ante Hungría, en el que sin ganar Portugal, sí consiguió sacar brillo a su reputación: marcó el gol de la Eurocopa de tacón, otro tanto en vuelo imponente y dio una asistencia magistral a Nani. El crack portugués y a la vez orgullo del madridismo, está en el trampolín dispuesto a desafiar en duelo abierto a la Croacia de Modric... Y de Rakitic y Perisic. Dan miedo.

Porque Croacia llega a los octavos rearmada con Modric recuperado de lesión, después de liquidar a la eufórica España con Rakitic y Perisic al mando. Modric, un talento en continua progresión, un futbolista listo, master europeo tras levantar la Undécima con el Madrid, añade inteligencia a la máquina croata de Cacic.

La bestia. La máquina contra la ‘bestia Cristiano’. En Lens van a saltar chispas. Croacia no conoce la derrota en tres partidos. Empató ante Chequia descentrada por la tarde de las bengalas en Saint-Etienne. Juega fuerte, constante, disciplinada. Querrá devorar a Cristiano con el soberbio lateral Srna y los centrales Vida y Çorluca, que se parten la cabeza (literalmente) en cada salto. Esta selección nunca tiene miedo a nada, ya se vio ante España, y tampoco le amedrantará el tres veces Balón de Oro portugués. En su valentía tienen la gloria o también el fracaso.

No hay forma de evaluar si Modric-Rakitic-Perisic serán más poderosos que Cristiano-Nani-Quaresma. Son distintos, pero igual de decisivos en Croacia y Portugal. El equipo de Fernando Santos funciona a tirones, es evidente. No ha ganado ni un partido de tres posibles y así, en precario, pasó la ronda, cierto. Es vulnerable a la vista de los cuatro goles encajados en el grupo, también verdadero. Sin embargo, el misil tierra-aire CR7 es capaz de explosionar la mejor barrera nuclear que pudiera levantar Croacia ante Subasic. Por lo tanto, todo lo malo, plano y aburrido que ha dejado Portugal hasta la fecha, no es válido para presuponer que Modric y compañía se darán un paseo en Lens.

Castigo. Lo único seguro es que una de las dos selecciones hará la maleta y con ellas sus estrellas. Si Portugal pincha, será la enésima decepción de un país y de un jugador, Cristiano, que sueña con hacer algo grande con su selección y no lo consigue. A sus 31 años, pocas ocasiones más tendría de lograrlo. Quizás, en Rusia 18.

En cuanto a Croacia, viven en estado de euforia con el esplendor de Modric y Perisic. Hacen cuentas para llegar lejos. Aunque suenen a favoritos, les convendría no fiarse.