OCTAVOS | CROACIA, POR LOTHAR MATTHAÜS

Croacia no es una sorpresa

Lothar Matthäus es una de las firmas de lujo de AS en la Eurocopa. El exinternacional alemán, hace un análisis de los cruces de octavos.

0
Croacia no es una sorpresa
Jesús Álvarez Orihuela

Croacia-Portugal en directo

El gol agónico de los irlandeses ante Italia desató el miércoles por la noche una atmósfera de carnaval en Francia después de que el ambiente en el país anfitrión hubiera estado algo contenido. Había tanta alegría en Francia como en los hinchas irlandeses. Cantaron y bebieron, pero no fueron violentos. Fue genial. No obstante, ese gol de Robbie Brady, nuevo héroe nacional en Irlanda, fue ante una Italia que ya estaba clasificada como primera de grupo y que introdujo nueve cambios en el equipo titular.

Ni siquiera jugó Buffon. Es cierto que eso no está prohibido, pero también se debería hablar de que la competición está ligeramente adulterada porque los turcos, que tenían pie y medio en los octavos de final tras vencer 2-0 a República Checa, se tuvieron que ir a casa por el gol de Irlanda.

Poniendo la vista en los octavos de final, el partido que atrae todas las miradas es el que medirá a España con Italia, los dos últimos finalistas de la Eurocopa. Ese encuentro se dio únicamente porque España perdió 2-1 con Croacia en los últimos minutos después de adelantarse con un gol de Morata.

Para mí, la victoria de Croacia ante los defensores del título no es ninguna sorpresa. Antes de que empezara el torneo yo ya tenía a Croacia entre mis favoritas al título porque es un equipo muy fuerte.

Así, cuando un equipo tan potente como España se permite un tropiezo puede conllevar que veamos pronto, en este caso en octavos, partidos que podrían ser la final del torneo.

Los españoles llegan al duelo como favoritos, en parte gracias a la forma excepcional que está exhibiendo Iniesta. España sigue jugando alrededor de la pelota y los italianos a la contra: será un cara a cara con dos estilos de jugar totalmente opuestos.

Yo espero que gane España, porque así jugaría en cuartos de final ante Alemania en caso de que los de Joachim Löw superen a Eslovaquia en octavos. Creo que España sería un mejor rival para Alemania, porque Italia tiene un juego defensivo difícil de descifrar con una línea de atrás que es prácticamente la misma que la de la Juventus.

Sobre el papel, Alemania es muy favorita ante Eslovaquia. Pero en esta Eurocopa no hay que dar nada por hecho. Hasta el momento, Alemania pareció explorar el terreno y no convenció a pesar de que, lentamente, parece que el equipo va encontrándose y pareciéndose al que fue campeón del mundo. La pasión y la calidad de los jugadores alemanes está ahí.

Los croatas son los que más me convencieron. Fueron los únicos que mostraron un buen fútbol en los primeros partidos, ante Turquía y la República Checa. Y después vencieron a España para citarse en los octavos de final ante Portugal. Con Modric, Perisic, Rakitic y Mandzukic, Croacia es la favorita en esa eliminatoria.

Cristiano salvó a su equipo en la última jornada con un doblete en el 3-3 ante Hungría, pero Portugal me decepcionó hasta el momento. No creo que a Portugal le baste con esperar a que Cristiano dé un golpe de genio, aunque en este torneo tan alocado no se puede predecir nada.

Francia, por su parte, sufrió mucho en los dos primeros partidos ante Albania y Rumanía, con dos equipos que quedaron eliminados. Y ante Suiza apenas consiguió un empate porque este equipo inexperto aún está intentando aprender cómo lidiar con la presión de ser el anfitrión.

Los franceses no están jugando liberados a pesar del buen fútbol combinativo que mostraron en los partidos de preparación. Su rival en octavos, Irlanda, es todo un outsider por mucha euforia que haya en sus aficionados.

En el duelo entre Hungría y Bélgica habrá uno de los equipos más sorprendentes del torneo contra uno que partía en el grupo de los favoritos. Es un milagro que Hungría, selección a la que entrené hace más de diez años, esté jugando tan bien. Nadie contaba con su presencia en los octavos. La plantilla se juntó cinco semanas antes del inicio del torneo, y eso es algo que uno puede notar viendo los partidos. Pero Bélgica tiene mejores jugadores, como De Bruyne o Hazard, aunque hasta el momento no hayan brillado como se esperaba.

Inglaterra tiene jugadores rápidos, jóvenes y hambrientos, pero carecen de determinación. Contra los islandeses son los claros favoritos, pero habrá que estar atentos a la selección de la pequeña isla atlántica, pues se metieron en los octavos sin perder un solo partido y gracias a su fortaleza física.

El Suiza-Polonia parece muy igualado y sin favorito. Ambos equipos está muy bien dotados. Los polacos tienen a Lewandowski y a Milik, mientras que los suizos ganan por dominio territorial. Ante Francia, incluso, tuvieron más posesión de balón.

Por último, hay un Gales ante Irlanda del Norte, dos selecciones que difícilmente se creerán su éxito. Cuando uno tiene a un jugador como Bale, que ya marcó tres goles, siempre cuenta con un punto extra. En este caso, Gales es favorito. Será un encuentro muy físico al más puro estilo británico.

Espero que no haya fútbol basado en la especulación.