MÁLAGA

El fichaje de Bakary Koné, a expensas del OK del defensa

El central debe responder esta semana a la oferta del Málaga. Su salida de Lyon sería poco costosa y el club espera cerrar la llegada del zaguero en los próximos días.

Bakary Koné es el siguiente en la lista de prioridades de Francesc Arnau, director deportivo del Málaga. Con Sandro fichado (como publicó AS este pasado viernes), el club vuelca todos sus esfuerzos en intentar cerrar cuanto antes al central de Burkina Faso con pasaporte francés. AS ha venido informando durante la última semana del interés del Málaga en el defensa del Olympique de Lyon. Y el Málaga ha estrechado definitivamente el cerco sobre el central. Hace días que la entidad de Martiricos le puso una oferta encima de la mesa. Koné tiene un año más contrato con el Olympique de Lyon, pero el coste de su fichaje es completamente accesible para las arcas del club.

El fichaje de Koné está únicamente a expensas del OK del futbolista, que lleva varios días estudiando los detalles de la propuesta blanquiazul. El Málaga ya le ha hecho saber que está dispuesto a abonar el precio de su libertad (por debajo del medio millón de euros) y le ha solicitado una respuesta en un plazo inferior a una semana. Arnau quiere que Koné se pronuncie para bien o para mal durante los próximos días. Las cartas están sobre la mesa y sólo falta la respuesta del futbolista.

Arnau vuelve a poner su interés en Keko

El Málaga da prioridad a la llegada de Bakary Koné, pero no pierde de vista el resto de posiciones a reforzar. El club blanquiazul ya tiene firmado a Sandro, exdelantero del Barcelona que cerró su fichaje por el Málaga hace días. Con Sandro atado para las próximas temporadas, Francesc Arnau ha puesto sus ojos de nuevo en un jugador por el que ya negoció durante el pasado mes de enero: Keko. SUR apuntó el interés y AS ha confirmado que la negociación por el extremo derecho del Eibar está en marcha. Keko tiene una cláusula de rescisión de diez millones de euros y el club armero ya se plantó durante el pasado mercado invernal pidiendo siete millones. El Málaga ha vuelto a la carga con la confianza de poder rebajar dicha cifra y atar al extremo madrileño.