AStv

REAL MADRID

El síndrome Makelele: 213,7M€ en 15 medios centro desde 2003

Los mediocentros que fichó el Madrid desde que se fue el francés: Illarramendi (38,9), Lucas Silva (15), Casemiro (7,5), Sahin (15), Khedira (10), Xabi Alonso (30) De la Red (4,5), Lass Diarra (20), Mahamadou Diarra (26), Emerson (16), Gago (20), Javi García (4,5), Pablo García (5,5) y Gravesen (3,5).

LUCAS SILVA

Brasileño. Vino en enero de 2015 por 15 millones de euros, pero nunca se adaptó. Apenas nueve partidos con Ancelotti. Se marchó cedido al Marsella, donde Míchel le llegó a apartar. Suena para el Cruzeiro. 

CASEMIRO

Brasileño. El Madrid le recompró el verano anterior por 7,5 millones de euros tras la petición de Benítez. Antes había estado en el Castilla, donde fichó en 2013 con 111 partidos en el Sao Paulo. Ahora es el kaiser del centro del campo del Madrid. Suma 54 partidos en el Madrid y su papel en la final de Milán fue clave.

ILLARRAMENDI

Español. Vino para sustituir a Xabi Alonso después de ser una de las sensaciones del Europeo Sub-21 que ganó España en 2013, pero pasó al recuerdo por disfrazarse de Batman y correr delante de una vaquilla. Costó 38,9 millones de euros y un partido en Dortmund acabó con su carrera en el Madrid. 

SAHIN

PUBLICADA 27/08/11 NA MA07 2COL

Turco. Un misterio y una decepción. Se rompió nada más llegar en 2011. Fue en el primer entrenamiento en Estados Unidos. Mourinho se cansó de él. El club blanco pagó 12 millones por él y apenas disputó cuatro partidos en una temporada. Luego fue cedido al Liverpool y Borussia, que lo repescó en 2014.

KHEDIRA

Alemán. Nunca ofreció la versión que mostró con Alemania, aunque permaneció cinco temporadas Agotó su contrato para firmar la prima de fichaje por la Juve. Aterrizó en el club blanco por 10 millones después de destacar en el Mundial de 2010.

ESSIEN

Ghanés. En su presentación dijo: “Vine porque me llamó mi papi Mourinho”. Jugó poco (20 partidos): de pivote y en ambos laterales. No exhibió la potencia que tuvo en el Chelsea porque su rodilla no era la misma. Cuando acabó la cesión, el Madrid no ejerció la opción de compra.

XABI ALONSO

Español. El mejor ‘cinco’ que pasó por el club. Llegó procedente del Liverpool por 30 millones de euros en 2009. Jugó 236 partidos en seis temporadas. Renovó en 2015 y cuando el club fichó a Kroos, decidió irse al Bayern.

DE LA RED

Español. El Madrid le repescó del Getafe por 4,5 millones de euros tras ganar la Eurocopa de 2008. Militó tres temporadas en el primer equipo. Un síncope le apartó del fútbol.

LASS

Francés. Su fichaje impidió que Huntelaar, que también llegó en invierno de 2008, pudiera jugar la Champions. Juande le prefirió a él en lugar del holandés para la Champions, pero la temporada fue un fiasco igual. Jugó 87 partidos. El Madrid pagó por él 20 millones.

DIARRA

Malí. Vino bajo el cobijo de Capello en 2006 (26 millones). Aportó músculo, pero poca técnica. Tuvo protagonismo hasta que se rompió la rodilla con Schuster. Ganó dos Ligas, una Copa y una Supercopa. 

GAGO

Argentino. “Tengo más llegada que Redondo”, dijo. Marcó un solo gol en cinco años (121 encuentros). Discreto escudero de Diarra, pasó al olvido con la llegada de Xabi Alonso. Mala inversión del Madrid, que pagó 20 millones por él.

EMERSON

Brasileño. No fue el centrocampista que destacó en el Bayer, Roma y Juventus. Llegó tocado de la rodilla. En un partido se negó a salir al campo a cuatro minutos del final. Costó 16 millones. 34 partidos.

JAVI GARCÍA

Español. El Madrid le repescó tras su paso brillante por Osasuna por 4,5 millones. Pero Schuster no le dio minutos y al verano siguiente se marchó al Benfica por siete millones. 

GRAVESEN

Danés. Fichado en plena decadencia Galáctica. De aspecto osco y agresivo, llegó en el mercado invernal de 2004-05. Un ogro que acabó apartado por pelearse con Robinho. Costó 3,5 millones y disputó 35 partidos.

PABLO GARCÍA

Uruguayo. Florentino le fichó en la última temporada de su primera etapa por su juego en Osasuna por 5,5 millones de euros. No encajó en el cuadrado mágico de Luxemburgo ni en el sistema de López Caro. 26 choques de blanco para acabar cedido en el Celta y el Murcia.