REAL MADRID

Edmilson: "A Casemiro no le gustaba entrenar, era perezoso"

"En Brasil hay que tener más seriedad en el fútbol. ¿Por qué Casemiro se tuvo que ir del Sao Paulo? Hay que tratar al fútbol como una profesión" .

Edmilson: "A Casemiro no le gustaba entrenar, era perezoso"
Kai Pfaffenbach REUTERS

Edmilson, brasileño que jugó en el Barça (2004-2008) y Villarreal (2008-09) entre otros, forma parte del Comité de Reforma que la federación brasileña creó para promover cambios en el fútbol. El pasado miércoles, en una entrevista a Radio Bandeirantes, aseguró que el deporte brasileño carece de la seriedad que hace de Europa una potencia. Y puso a Casemiro de ejemplo, “que ahora brilla en el Real Madrid pero que el Sao Paulo era perezoso”.

Esta fue la argumentación de Edmilson: “Acabamos de ver la final de la Champions y Casemiro ha sido muy elogiado. Hay quien le echa la culpa al Sao Paulo, que liberó al jugador a precio de ganga. Pero nadie sabe que en aquel momento él era perezoso, no le gustaba entrenar. ¿Por qué se tiene que ir a Europa a cambiar? Aquí hay que tratar al fútbol como una profesión y no como un club de amigos”.

El Real Madrid se hizo con la cesión de Casemiro en enero de 2013 para jugar con el Castilla. El brasileño llegó con humildad y tras los seis meses de préstamo, los informes del brasileño eran tan buenos que el club blanco pagó al Sao Paulo los 5,5 millones de la cláusula de compra. En la 2013-14 se quedó en la primera plantilla y, aunque sólo jugó 655 minutos, ya dio muestras de sus soberbias cualidades en aquellos cuartos de Champions ante el Borussia, donde su salida en el partido de vuelta fue clave para el pase a semifinales. En la 2014-15, el Madrid decidió cederlo al Oporto, donde explotó definitivamente y se ganó el derecho a volver a vestir de blanco, donde esta temporada, primero para Benítez y después para Zidane, se ha convertido en un pilar.

Pero Casemiro no es profeta en su tierra. El mediocentro se encuentra desde el lunes concentrado en Brasil para disputar la Copa América y para enfrentarse a otro reto: enamorar de una vez por todas a Dunga. No ha sido capaz de conseguir un puesto de titular desde que en septiembre de 2011 debutara con la absoluta (dos minutos en un amistoso ante Argentina). No volvió a la selección hasta mayo de 2012, que jugó los últimos cuatro minutos ante Dinamarca. En junio de ese año desapareció y regresó a una convocatoria a finales de 2014 como un jugador ya consagrado.

Pero ni sus buenas actuaciones con el Real Madrid de Ancelotti ni con el Oporto le sirvieron para ganarse un puesto fijo. Sin ir más lejos, el año pasado Casemiro fue convocado para la Copa América pero no disputó ni un solo minuto en Chile. Ahora, vuelve con un nuevo estatus para convertirse también en un hombre clave con la ‘canarinha’.