LAS DIEZ COPAS DE EUROPA DEL REAL MADRID

La novena: La volea de Zidane hace campeón al Madrid

El francés hizo el 2-1 con un remate imposible para Butt y le dio la novena Copa de Europa al conjunto blanco. Raúl hizo el primero y Lucio el tanto alemán.

Considerado para muchos el mejor gol de la historia en una final de la Champions, la volea que conectó esa noche Zidane en Hampden Park fue a la vez uno de los goles más bonitos y más importantes de la historia del club blanco, que valió nada más y nada menos que una Champions League. 

El Real Madrid llegaba a esta edición tras quedar eliminado en la anterior por el Bayern de Múnich en las semifinales por un global de 3-1. En la ida, el Madrid perdió debido a un gol de Elber. Este mismo volvería a marcar en la vuelta y junto al gol de Jens Jeremies contarrestarían el gol de Figo en el 18 para apear al Madrid de su segunda final consecutiva. El Valencia sería el rival del equipo alemán ante el que perdería en la tanda de penaltis gracias a una gran actuación de Oliver Kahn. 

La temporada 01/02 era importante en el club blanco. El equipo era ilusionante y estaba lleno de jugadores de primer nivel mundial, lo suficiente para conseguir ganar la Copa de Europa en el año del Centenario, la competición fetiche del Real Madrid.

Los merengues quedaron encuadrados en la fase de grupos junto a la Roma, al Lokomotiv de Moscú y al Anderlecht. Esta primera liguilla, recordemos que había dos en vez de una fase de octavos, fue dominada por el Real Madrid con 4 victorias, un empate y una derrota. La primera fase estaba superada y los emparejamientos de la segunda fase serían favorables.

El Real Madrid se jugaría el pase a cuartos contra Panathinaikos, Sparta Praga y Oporto. Durante esta fase, el Real Madrid no perdería ningún partido sumando 5 victorias y un único empate además de un buen balance de goles con 14 afavor y 5 en contra. Tras dos liguillas ganadas, el Madrid se presentaba en cuartos de final ante el Bayern de Múnich, el flamante campeón y su verdugo de la pasada temporada.

La ida fue complicada. El Madrid se adelantó en el primer cuarto de hora de partido gracias a un gol de Geremi, pero a 10 del final el Bayern le dio la vuelta gracias a un tanto de Effenberg en el 82 y a uno de Claudio Pizarro en el 88. El club blanco tendría que confiar otra vez en la remontada.

La vuelta se celebró en un ambiente bastante caliente entre ambos equipos. Al final del partido, el Bayern hizo varias faltas fuertes y generaron bastantes piques. Por si fuera poco lo que se produjo en el campo, Oliver Kahn dijo a la prensa: “Ni loco me meten dos goles en la vuelta”. Ottmar Hitzfeld se sumó a las declaraciones de su portero con un “somos los mejores del mundo” y por si fuera poco, Salihamizic añadió: “El Madrid se caga en los pantalones”.

Por suerte para los aficionados madridistas, el portero alemán y su entrenador se equivocaron y el Real Madrid si fue capaz de hacer dos goles en la vuelta, aunque se equivocaron por muy pocos minutos. Los blancos llegaron al descanso sin hacer un tanto y la mejor noticia era, simplemente, que no había encajado. El primer gol no llegaría hasta el minuto 69 gracias a Iván Helguera y para que se confirmase la remontada, hubo que esperar hasta el minuto 85 cuando Guti, que entró por Morientes, remató un pase de Zidane en boca de gol. La remontada llegó y el Madrid estaba en semifinales, en las cuales se enfrentaría a su máximo rival, el FC Barcelona.

El partido de ida se celebraría en el Camp Nou y acabaría con un resultado muy positivo para los blancos. Tras una primera parte sin goles, Zidane abría el marcador en el minuto 55 con una estupenda vaselina sobre Bonano, que tocó el balón pero no lo desvió lo suficiente. El partido deparó ocasiones para ambos equipos pero sería el Madrid, por medio de McManaman con otra vaselina, el que lograría el gol. La vuelta confirmó la presencia del Madrid en la final con un 1-1, con goles de Raúl y de Helguera en propia puerta. Su rival sería el Bayer Leverkusen, que venía de eliminar a Liverpool en cuartos y a Manchester United en semifinales.

La final se celebraría en el Hampden Park de Glasgow, un estadio que le traía buenos recuerdos al Madrid. El club blanco ganó su quinta Copa de Europa consecutiva endosándole un 7-3 al Eintracht de Frankfurt con una exhibición de Puskas y Di Stéfano.

El encuentro comenzó bien para los intereses del Real Madrid. Raúl volvió a ser el más pillo sobre el campo e hizo el primer gol gracias a un potente saque de banda de Roberto Carlos, que retrató a toda la defensa alemana. El 7 definió con un toque sutil con su pierna izquierda para adelantar a su equipo, aunque no tardaría en llegar el empate germano.

Schneider colgó una falta desde la izquierda que Lucio metió en la portería blanca ante una salida dubitativa de César para igualar el marcador en el minuto 11. Justo antes del descanso, Solari la pondría larga para Roberto Carlos, que se internaba con peligro por la banda izquierda. El lateral brasileño la tocó como pudo enviando un globo al área. El mismo que Zidane empalmó con su pierna izquierda poniéndola imposible para Jörg Butt y haciendo el segundo gol. Un auténtico golazo del francés, que le daría la novena al Madrid.

Pero esa final contaría con un héroe que no estaba invitado. Un jovencísimo Iker Casillas saltó al campo en el minuto 68 debido a la lesión de César Sánchez y salvó al Madrid del asedio del Bayer Leverkusen, que rozó el empate en varias ocasiones. Iker le sacó una a Berbatov con el pie en línea de gol y otro remate de cabeza del búlgaro en un córner que iba para dentro. Dos paradas clave, que junto al gol de Zizou, dieron la novena al Real Madrid.

El francés fue nombrado mejor jugador de la competición y acompañaba a Roberto Carlos, nombrado mejor defensa y a Raúl, mejor delantero, en la lista de premios individuales de está edición de la ChampionsLeague.