• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Bilbao Athletic

31' Gil

69' Sale Córdoba entra Oteo

76' Sale Guarrotxena entra Gorka Iturraspe

Osasuna

45' Sale Otegui entra Miguel

52' Sale Buñuel entra Berenguer

59' Berenguer

64' Sale Pucko entra Olavide

BILBAO ATHLETIC 0 - OSASUNA 0

El Bilbao Athletic desciende ante un decepcionante Osasuna

Nauzet salvó al menos un punto para los rojillos. Los de Ziganda fueron muy superiores en la primera parte, en la que fallaron dos manos a mano de Guarrotxena

Bilbao
0
El Bilbao Athletic desciende ante un decepcionante Osasuna
JUAN FLOR DIARIO AS

Mala tarde para Bilbao Athletic y Osasuna en San Mamés. Los cachorros certificaron su descenso con un empate que debió ser victoria por juego y los navarros se quedaron sin dar el salto de calidad en la tabla. El ascenso directo se sitúa ya a siete puntos y a los de Martín Monreal sólo les queda un colchón de dos sobre el octavo. Fue un equipo plano, sin más idea que mantener su sitio en el césped y buscar un error defensivo local. No estuvo al nivel de empuje de sus 4.000 seguidores.

Nauzet, meta visitante, fue el hombre del partido. Detuvo dos claros manos a mano de Guarrotxena en la primera parte. Cierto es que el extremo no anduvo fino en las escapadas. El filial mandaba con placidez y Osasuna, romo de fútbol, estaba a verlas venir. El meta volvería a ser decisivo de nuevo en tentativas de Aketxe y Jurgi. La entrada de Olavide dio calidad a los pamplonicas con sus diagonales desde la derecha. Torres y el zurdo probaron a Jon Ander, sorprendente titular de Ziganda, quien cuando ha jugado ha estado a nivel. Un equipo que quiere aspirar al ascenso no puede chutar por primera vez entre los tres palos en el minuto 69.

El fútbol del Bilbao Athletic este año ha estado muy por encima de su clasificación. Le ha penalizado la falta de acierto en las áreas. Osasuna está sin pólvora. Lleva tres goles en los últimos ocho partidos. Da la sensación de ser un equipo duro de batir en eliminatorias por su sistema defensivo, pero le falta creación y despliegue en ataque. Mikel Merino pasó desapercibido. Ziganda, con tres años de contrato, dijo: “Lo que me gusta es entrenar en un club que te valora, da igual la categoría”.