Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
novak_djokovic Novak Djokovic Novak Djokovic
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
FINALIZADO
roger_federer Roger Federer Roger Federer
7 6
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
6 3
  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Huesca

1' Machís

21' Íñigo López

22' Íñigo López

33' Sale Samuel Sáiz entra Camacho

45' Machís

52' Sale Aguilera entra Bambock

57' Sale Fran Mérida entra José Gaspar

Llagostera

27' Sale Tébar entra Pitu

45' Sale Querol entra José Carlos

59' Alex Cruz

61' Sale Ríos entra Fofo

85' José Carlos

88' Edu Oriol

HUESCA 3 - LLAGOSTERA 1

El Huesca arrasa a la Llagostera en media hora

Machís anotó el primer tanto del encuentro a los dos minutos. Íñigo López sentenció con un doblete en un minuto. José Carlos recortó distancias.

El Huesca sumó este sábado una importante victoria (3-1) sobre un rival directo en su lucha por la permanencia como es el Llagostera, al que sentenció en 23 minutos, lo que le permite seguir fuera de la zona de descenso y estar con más tranquilidad en la clasificación de la Liga Adelante.

La cruz del partido para los locales fueron las lesiones que sufrieron tres jugadores importantes en el esquema del juego local y que le pueden ocasionar problemas en futuros compromisos: Samu Saiz, Aguilera y Mérida.

No pudieron empezar mejor las cosas para el Huesca, con el gol tempranero que materializó el venezolano Darwin Machís en el primer minuto tras un pase a medida desde la banda derecha de Samu Saiz.

El Huesca, que jugó a favor del viento en la primera parte, dominó más y tuvo mayor posesión de balón jugando y llevando el peligro por las bandas a través de los venezolanos Darwin Machís y Alexander González, que llegaban con bastante facilidad.

Pudo aumentar la ventaja en el marcador el conjunto oscense por medio del propio Machís en el minuto 18, cuando se plantó sólo delante de René, aunque no pudo materializar la jugada que hubiera supuesto el segundo gol local.

El dominio de los locales dio sus frutos en el minuto 22 con el segundo gol, tras un saque de esquina que lanzó Mérida y que Iñigo López cabeceó a la red de René. Un tanto que cayó como un jarro de agua fría en la filas del equipo visitante.

La misma jugada volvió a repetirse en el minuto siguiente y con los mismos protagonistas. Mérida, de lanzador, e Iñigo López, de rematador, colocaron el 3-0 en el marcador que dejaba sentenciado el partido en los primeros 23 minutos.

Los dos entrenadores tuvieron que hacer cambios por lesiones antes del descanso. Primero fue Tébar por los visitantes y al que sustituyó Pitu. Y Samu Saiz, lesionado, fue reemplazado por Camacho.

Con el marcador muy favorable, los locales se relajaron y dejaron pasar los minutos hasta el descanso, mientras que su rival no se supo sobreponer al duro varapalo que supuso tener el marcador tan pronto y tan contundentemente en contra antes de la primera media hora.

El Llagostera salió en la segunda parte decidido a recortar la desventaja. Así, dominó y encerró en su área al Huesca, que, sin embargo, supo contener el juego ofensivo y desbaratar el peligro que llegaba a su área.

Toda la suerte que el Huesca tuvo con los goles que marcó, la tuvo en contra en forma de lesiones de tres de sus titulares: el mencionado Samu Saiz, Aguilera y Mérida.

Así, Anquela, entrenador del Huesca, tuvo que recomponer la línea del centro del campo, aunque el dominio del conjunto catalán no influyó mucho en la elaboración del juego del conjunto oscense, que se limitó más a defender y a enviar balones directos a los delanteros.

La segunda parte transcurrió sin muchas dificultades para ambos equipos ya que apenas se crearon jugadas de peligro en las dos áreas.

Al final del partido el Llagostera encerró al Huesca en su área y en una de las acciones ofensivas llegó el gol tras un disparo de José Carlos que desvió Carlos David a su portería sin que Leo Franco pudiera hacer nada.