ALCORCÓN

El club rescinde a Fausto Tienza por problemas internos

Muñiz lo ha justificado así: "El club no despide a nadie por firmar por otro equipo, sería ilógico. La situación ha intentado corregirse hasta el último día".

Alcorcón
0
El club rescinde a Fausto Tienza por problemas internos
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

El Alcorcón ha hecho oficial el adiós de Fausto Tienza. El mediocentro ha sido rescindido, a pesar de que le quedaba tres meses más de contrato (terminaba el 30 de junio). El club lo ha hecho oficial con un escueto comunicado, aunque Juan Ramón López Muñiz habló de esta situación en sala de prensa: "Versiones puede haber muchas, pero verdad hay una. El club no despide a nadie por firmar por otro equipo, sería ilógico. Cuando yo estuve en otros equipos viví esas situaciones, e incluso a mí me pasó y no cambia nada. Está dentro de su derecho y no pasa nada. Si ha firmado, como dicen, es para felicitarle y punto". 

Muñiz no ha querido desvelar la causa exacta de la rescisión del contrato con Fausto, aunque ha asegurado que no tiene nada que ver con la posibilidad de que el extremeño haya firmado con Osasuna, como se ha dicho. "El club no lo rescinde por eso. El tema es mucho más profundo y, sobre todo, que no se rescinde por eso porque esa situación es normal y no pasaría nada. Se da una situación que viene de hace cuatro semanas y se ha intentado corregir hasta el último día", explicó el técnico asturiano. Muñiz aseguró que desde el club y el vestuario se ha intentando reconducir la situación antes de tomar esta drástica medida: "Al vestuario le honra porque hubo muchas conversaciones para intentar solucionar un problema y dentro de esas conversaciones lógicamente todo el mundo habla y lo hace con respeto. El vestuario es fuerte y unido, supo afrontar esa situación muy bien para intentar solucionar un problema. El club habla con ellos y nos reunimos todos para arreglarlo. Ellos actúan correctamente porque todos los diálogos son con total educación y con un solo objetivo: solucionar el problema. No hay nada que defender o atacar, es intentar solucionar un problema y lo intentamos durante casi un mes. No lo pudimos arreglar y pensamos que la mejor solución para todos es esa. No hay mal rollo ni mal ambiente. Es una situación que ocurrió, que se intentó solucionar, que no se pudo y se ha tomado una solución que creo que va a ser la mejor para todos".

El técnico asturiano no quiso entrar en las razones del despido, pero dejó entrever que faltó actitud en los entrenamientos. "Lo que pasa dentro del vestuario se queda dentro del vestuario. No hubo enfrentamientos ni colisión con ningún compañero suyo porque no lo requería. No hubo solo una reunión, hubo varias reuniones. Por respeto a todos, porque el vestuario es lo más fuerte del equipo, se intentó solucionar el problema. Tanto el vestuario como el club y el cuerpo técnico, pero no se pudo. Nosotros tenemos que seguir remando y trabajando porque el equipo está bien y sólo tenemos que pensar en eso. Eso ha ocurrido y puede haber diferentes versiones, pero la verdad es una, no es un problema de un día y quiero dejar muy claro que no es porque firme por otro club. Ni el club ni el cuerpo técnico tienen en cuenta eso ni lo reprocha, está en su derecho", afirmó.