ATLÉTICO DE MADRID

La Gazzetta dello Sport presenta al "Comandante Simeone"

El medio lleva en portada una imagen del argentino al puro estilo Che Guevara con el texto: "El cholismo y la revuelta contra el tiki-taka".

BEIN SPORTS

La Gazzetta dello Sport lleva en portada al "Comandante Simeone", en una imagen basada en el Che Guevara con el título: "El cholismo y la revolución contra el tiki-taka". El medio italiano afirma que "la victoria del Atlético contra el Bayern de Guardiola es una obra de arte de la filosofía que ha implantado Simeone y de la tradición italiana". También compara esto con el Leicester y su posibilidad de ganar la Premier este fin de semana. 

La Gazzetta dello Sport lleva a Simeone a la portada.

Para la Gazzetta dello Sport, "el cholismo es una forma de vida". El medio italiano afirma que lo que hace el Atlético es "jugar (y ganar) conociendo sus límites, saber que los oponentes son técnicamente superiores, aceptar esta realidad y en lugar de quejarse de ello y lloriquear, reaccionar con carácter y método". Defienden en Italia que para Simeone "el objetivo no es el espectáculo en el sentido de juego armónico, brillante y hermoso, pero sí la victoria. Cuenta el resultado, el "cómo" no importa. El objetivo es meter la pelota en la red y hacer todo lo posible para asegurarse de que no lo hagan los oponentes, cerrándose y cometiendo faltas en el centro del campo si es necesario". 

En el medio italiano comparan la forma de entender el fútbol y de plantear los partidos con la forma de hacerlo por parte de los equipos italianos. "El Atlético lucha contra el "tiki-taka" que ha reinado en los últimos cinco años. Si los amantes de la posesión siempre quieren controlar la acción, Simeone lo permite voluntariamente y se prepara para contrarrestar sus ataques" comentan. "Aumenta la resistencia, pero elimina la belleza y la fantasía de fútbol" comentan, aunque tras repasar los títulos logrados por el Atlético en los últimos años afirman que es algo que "no es poco para un equipo sin Messi o Cristiano Ronaldo". 

Para finalizar, en la Gazzetta dicen que "es la victoria del pequeño contra el grande, es el patito feo que al final se convierte en un cisne. Su éxito está hecho de sudor y trabajo duro en lugar de belleza pura. El Atlético de Madrid y Simeone lanza un mensaje: hay una oportunidad para que cada uno de nosotros, sólo creyendo y luchando, podamos ganar la gloria". Comparan al Atlético con la trayectoria del Leicester en la Premier, ya que "el cholismo, también está en el "ranierismo" o incluso en el "castorismo" si nos fijamos en el Carpi aferrarse a la Serie A. Es un acto revolucionario: no siempre gana el mejor, afortunadamente" sentencian en el medio italiano.

El decálogo del Cholo según La Gazzetta

1. No solo es una camiseta, sino una segunda piel.

Si tu vida no es en blanquirrojo, si te refieres al enemigo de la ciudad llamándolo "madridista" y no "vikingo" o "merengón", entonces mejor vete a jugar a otro lado.

2. Fieles al Cholismo, sin preguntas.

El Cholismo no se discute, se aplica. No hay margen para dudas, ni espacio para preguntas. Monoteísmo absoluto, a orillas del Manzanares saben que solo hay un camino hacia la victoria, y es el del "jefe".

3. Dispuestos al sacrificio, siempre colectivo.

El sacrificio siempre es colectivo, nunca individual. El nombre propio pone su calidad al servicio de la comunidad. El que no lo entienda, está acabado.

4. Central uruguayo. Uno o incluso dos.

Un central uruguayo, o dos. Como mucho argentino. Un líder, en todo caso. Con garra, serio, competitivo incluso jugando con sus hijos. Sin ninguna gana de bromear.

5. Brasileños, muy pocos y "europeos".

No es racismo, sino practicidad. Sobrevivieron Filipe Luis (cuyo apellido es Kasmirski) el silencioso Miranda y Diego Costa, que llegó para sacarse el hambre a Europa cuando era un chaval y que le da codazos hasta al carrito de la compra. Aquí nada de bailecitos.

6. Todo para ganar. Desde el césped al balón.

Dispuestos a todo para ganar: incluso educar al recogepelotas para tirar un segundo balón al campo si el rival está lanzado en un contragolpe. O al jardinero para cortar el césped como la cabeza de un Marine si tu rival lo prefiere largo y mojado.

7. Pasión cautivadora y estadio enamorado.

Pocos turistas, en el Calderón. No es un sitio para selfies, allí se va para dejarse arrollar por la pasión colectiva: cantar, beber, fumar, soñar, sudar, animar, defender (mucho) y atacar (lo justo).

8. Hinchas incorruptibles. Contestar es raro.

"El Calderón es descubierto en tres lados, su gente está dispuesta a sufrir". Entre gradas y equipos hay una simbiosis: allí también saben contestar, pero no por un mal pase en el minuto 12, como ocurre en el Bernabéu.

9. Ortega, un preparador militar.

El profe Ortega, un uruguayo que tiene la fuerza de un treintañero, con 58 años. Pequeño, eléctrico, con la broma siempre lista y una flexión punitiva siempre en la punta de la lengua. El detector del Cholo, que suena cuando encuentra pereza o falta de dedición.

10. El que tenga pelo largo, mejor que lo ate.

Tras su primer entrenamiento, le preguntaron a Cerci porque siempre se tocaba el pelo para arreglárselo. Con Simeone, si tienes pelo largo es mejor utilizar pegamento. Los hípsteres son peores que los vikingos...