FOOTBALL LEAKS

El Atlético vendió el 40% de los derechos económicos de Saúl

Football Leaks reveló el acuerdo con una entidad irlandesa por los derechos del jugador. Es la misma que adquirió el 30% de los derechos de Koke.

Madrid
0

Football Leaks ha vuelto a revelar otro acuerdo por los derechos económicos de un jugador del Atlético de Madrid. Esta vez ha sido el de Saúl Ñíguez.

El portal revela el contrato entre el club rojiblanco y Quality Football Ireland Europe (ISC), la cual logró el 30 por ciento de los derechos económicos de Koke.

En este caso, el Atlético cedió el 40% de los derechos de Saúl a cambio de 1.500.000 euros. Lo hizo en marzo del año 2011, cuando aún no había dado el salto de calidad y ni si quiera había pasado por el Rayo Vallecano.

Desde entonces, Saúl ha renovado en tres ocasiones, (2012, 2014 y 2015), aunque este verano se espera que firme un acuerdo más que le ligaría al Atlético de por vida. Eso sí, de momento ha rechazado las tres ofertas que le han puesto sobre la mesa, ya que el centrocampista pide una ficha de cinco millones de euros, similar a la de Griezmann. De momento, su unión con el club acabaría en 2020 y su cláusula sería de 45 millones.

Igual que ocurría con Koke (en su caso, el 30%), ISC cobraría el 40% en caso de que el club rechazase una oferta del agrado de la entidad irlandesa. Los gastos de formación del jugador se repartirían con los mismos porcentajes, 60% para el club del Manzanares y 40% para ISC.

El acuerdo, firmado por Miguel Ángel Gil y Rory Williams (el último en representación de la empresa compradora), indica que si no se consigue vender o renovar al jugador, el club debe pagar un 10% más al dejar convertirse a Saúl en agente libre (algo que es muy complicado que ocurra).

El Atlético debería indemnizar a la empresa en caso de costes, gastos, daños y pérdidas, si el futbolista se devaluase.

Teniendo en cuenta esto y el interés de los clubes ingleses (se habló especialmente de una oferta entre 19 y 25 millones del Manchester United), el Atlético recibiría, por ejemplo, quince millones en el mejor de los casos (y los otros diez serían para ISC). Además, cuando llega una oferta por el jugador, el club dispone de cinco días para comunicar a la empresa sus intenciones.