RAYO VALLECANO

La apuesta de Paco por Guerra y Miku dio dos triunfos al Rayo

El técnico franjirrojo alineó a ambos contra el Getafe y marcaron un gol cada uno (2-0). Repitió su apuesta ante el Villarreal y los delanteros volvieron a mojar (2-1).

La apuesta de Paco por Guerra y Miku dio dos triunfos al Rayo
JESUS AGUILERA

Frente al Getafe, Paco decidió apostar por la pareja Guerra-Miku en ataque y la conexión se saldó con triunfo y un gol para cada uno. A tenor del buen resultado, el técnico alineó de nuevo esta sociedad en San Mamés (el Rayo no marcó) y ante el Villarreal, donde ambos mojaron y certificaron una victoria que puede significar media salvación. “Cuando tienes gente con su talento es difícil no crear ocasiones”, confesó Jémez sobre esta dupla.

Guerra prontó demostró su olfato de killer y encadenó ocho tantos en ocho jornadas (de la cuarta a la undécima). Sumó una diana más antes de sufrir una sinovitis en la rodilla, que le secó la pólvora hasta su duelo con los azulones. “Hemos abierto una brecha que mete presión a los de abajo y nos da aire. El partido de La Rosaleda será especial”, explicó el malagueño con pasado malaguista (14-15). Vistiendo la franja, ya marcó a su ex y ahora lleva once goles.

Miku pasó de no tener minutos (fue titular en la primera jornada y no volvió a serlo hasta la 19) a ser imprescindible. Encadenó cinco semanas marcando y una microrrotura truncó su racha, pero ha recuperado la chispa. Suma siete dianas. “Nunca hay que desfallecer y esperar la oportunidad”, dijo.

Rayo-Real Madrid: las entradas cuestan entre 45 y 95 euros

Ya se encuentran a la venta (desde la mañana de este mismo martes, de 10 a 14:00 horas) las entradas para la visita del Real Madrid a Vallecas este sábado. El precio oscila entre los 45 y los 95 euros. Dada la gran expectación y los numerosos anuncios de reventa que circulaban ayer por internet (se pagaba por un abono entre 100 y 135 euros), el club vallecano ha tomado la decisión de no emitir localidades vinculadas a ningún tipo de abono. Por tanto, la entidad recomienda revisar (antes de acudir al estadio) que se posee la tarjeta física y advierte que si detectase la venta de algún abono lo invalidaría.