GETAFE-REAL MADRID

El once de la Liga para dormir a un solo punto del Barcelona

El Madrid se refresca para acosar al líder en el debut de Esnáider. Descansan Ramos y Casemiro y vuelven James e Isco. El Getafe planea una presión alta.

Getafe - Real Madrid en directo

El desvanecimiento del Barça ha doblado el trabajo del Madrid, que se ve ahora en la obligación de echarse sobre la Liga sin sobrecalentar físicamente a la plantilla. Y en esas llega hoy a Getafe, partido que invita a la distracción por exceso de autocomplacencia. Así al menos lo ve Zidane, cuyo mensaje ante la Prensa (“no me gusta el ambiente”) fue en realidad una charla de vestuario con audiencia pública.

En cualquier caso, Zidane lleva tiempo perfilando un equipo para Europa y otro para la Liga. Probablemente lo hizo en la creencia de que ésta estaba perdida, pero no puede cambiar de caballo en plena carrera. El Madrid afrontará seis partidos en los próximos 19 días, calendario cuya exigencia relativiza la consideración de los titulares. En Getafe oxigena a Sergio Ramos y Casemiro, que desde el 0-1 ante el Atlético no había descansado en ningún partido.

Le toca, pues, a Kroos regresar al papel de mediocentro sin red en el que, con el paso del tiempo, se ha sentido más incómodo e intimidado. Zidane también volverá a ventilar el equipo con Isco y James, que amortiguaron su devaluación ante el Eibar aunque no tuvieron ni un minuto ante el Wolfsburgo. Están en una segunda unidad extraordinariamente lujosa. Se espera también que repita en Liga Lucas Vázquez, que ratito a ratito se ha hecho un nombre. Ya ha participado en 25 partidos, con dos goles y ocho asistencias sin levantar la voz. Va para canterano del año. Teniendo en cuenta que Cristiano está fuera de concurso, puede que Benzema o Bale refresquen sus piernas.

El Getafe, mientras, busca esperanza entre los escombros. Acabó la primera vuelta con 23 puntos coqueteando con Europa y ha sumado sólo cinco en la segunda. Ha perdido diez puestos en doce jornadas hasta verse colista. Está tieso atrás por las lesiones de dos de sus tres centrales: Velázquez y Cala, que ayer se hizo un esguince de tobillo. Y está tieso delante, porque sólo ha metido dos goles en los últimos once partidos. Y no tendrá a Medrán, doblemente excluido (sanción y cláusula del miedo). Tamaña colección de desdichas acabó con Escribá y ahora Esnáider torea a dos dedos de los pitones. Cree que la solución pasa por la valentía. Ha ensayado una presión alta y tiene casi decidido jugar con dos puntas, Scepovic y Álvaro Vázquez. Se esperan 13.000 hinchas en el Coliseum dispuestos a pasar el trago. Contaban con un Madrid mirando hacia otro lado y resulta que hoy puede dormir a un punto del Barça. Murphy es del Getafe.