BARCELONA

Neymar, 9,18 millones al año, pide 5 veces más para renovar

Cobrará más de 45 millones brutos por temporada para seguir. Es lo que tiene pactado con el Barça, que espera hacer oficial la ampliación en julio.

0

Football Leaks, el portal que pese a su rudimentario diseño tiene patas arribas el mundo del fútbol, animó el lunes filtrando a primera hora el contrato de trabajo íntegro que Neymar y su padre, Neymar Da Silva Santos, firmaron con el Barça el 3 de junio de 2013. En el mismo, rubricado también por el entonces presidente Sandro Rosell y su vicepresidente deportivo esos días, Josep Maria Bartomeu, se desvela el sueldo del brasileño. Neymar se garantizó un fijo de 9,18 millones de euros por cada uno de los cinco años de contrato que firmó con el club blaugrana para un total de 45,9 millones hasta 2018. Además, el crack recibió 8,5 millones de euros en concepto de prima de traspaso. El 24 de enero de 2014, cuando el Barça quiso demostrar transparencia enseñando los números del fichaje, cifró en 10 millones la prima de traspaso y en 8,8 millones el sueldo anual. Según Football Leaks Neymar se lleva un mínimo de 54,4 millones hasta 2018 y según el Barça, 54. Las cifras son del contrato con el jugador, no del traspaso con el Santos, que es lo denunciado en la Audiencia Nacional.

Una vez deshuesado ya el contrato de Neymar con algunas curiosidades (100.000 euros por convocatoria, 637.000 por entrar entre los tres primeros en Liga, 425.000 por meterse en octavos de Champions y 1,7 millones por ganar el triplete) pero no grandes novedades, el asunto está en lo que el brasileño está pidiendo para ampliar su contrato con el club azulgrana. Según puso saber AS, Neymar pidió quintuplicar su salario actual, lo que equivaldría a cobrar en un año lo que firmó para cinco en su primer contrato con el Barça: más de 45 millones de euros brutos. La operación, gigantesca, es la que tiene a Bartomeu asfixiado en la búsqueda de un patrocinador para la camiseta, un nuevo contrato con Nike y el apellido (naming rights) para el nuevo Camp Nou. Sólo así podrá afrontar a medio plazo una operación que tiene perfilada pero que no puede firmar hasta los primeros días de julio. El Barça debe cerrar el mes de junio con los ratios de endeudamiento fijados en los estatutos. El efecto colateral de la multimillonaria ampliación de Neymar dejará en cola otras dos operaciones pendientes: las ampliaciones de Luis Suárez y Lionel Messi. Las fichas pueden devastar al Barça.