ESPANYOL

Del ‘catenaccio’ al fútbol de ataque en tan solo 25 minutos

Hasta cuatro jugadores variaron sus posiciones habituales y el equipo cambió en tres ocasiones de sistema de juego. Cuantos más atacantes, menos ocasiones.

Barcelona
0

LALIGA

El Espanyol que cayó ante el Atlético (1-3) mutó tantas veces de piel que al final no sabía de qué estaba hecho. Constantin Galca repitió el planteamiento de Málaga (4-1-4-1), jugando replegado, a merced del rival e intentando aprovechar sus errores, y en ese periodo logró ser un equipo sólido atrás y punzante en ataque: Gerard probó a Oblak en el 22’ y Diop anotó el 1-0 de córner en el 28’.

Pero, a raíz del 1-2 de Griezmann en el minuto 57, comenzó el carrusel de cambios de Galca. Felipe Caicedo entró por Rubén Duarte, lo que provocó un corrimiento de piezas y un cambio de sistema de juego: 4-4-2.  Intentó el equipo perico ser más directo pero no logró crear una ocasión. En el minuto 74, el técnico rumano quitó a Javi López para dar entrada a Mamadou y dejar una defensa de tres jugadores, y pasar a un 3-4-3, que luego fue incluso más ofensivo con la entrada de Burgui. Pero solo hubo un lanzamiento a puerta, en el 85’, del propio extremeño.

En ese periodo, el Espanyol no supo hilvanar jugadas y pudo ser más goleado por los espacios que dejaba en su campo. Al margen de los tres cambios de sistema, Javi López, Roco, Álvaro y Mamadou jugaron en posiciones poco habituales. El conjunto perico pasó del catenaccio al fútbol de ataque en 25 minutos. No pudo remontar, como sí hizo ante Athletic y Sporting. 

Caicedo. De intocable en la primera vuelta a revulsivo del Espanyol. Esta es la historia de Felipe Caicedo esta campaña, con esos problemas musculares en los isquiotibiales de la pierna izquierda, que le han lastrado una jornadas, y esa suplencia en detrimento de Gerard Moreno.

El ecuatoriano, que acumula ya cinco partidos seguidos sin ser titular, ha rematado únicamente cinco veces a portería en los nueve encuentros que ha jugado en esta segunda vuelta. Un dato que denota su poca participación e incidencia en el fútbol ofensivo perico. Eso sí, el delantero ha marcado dos de esos lanzamientos, por lo que el índice de acierto es del 40 por ciento.

El Espanyol necesita los goles de Caicedo, por quien el club se gasto más de dos millones para comprar el cien por cien de sus derechos.