ESPANYOL-ATLÉTICO

Abraham: "Firmo ganar aunque me abran otra vez la cabeza"

Abraham cuenta por lesiones sus dos Espanyol-Atlético. Primero acabó con dos puntos de sutura en un pómulo. El curso pasado, con un traumatismo cranoencefálico.

Casi tantos puntos, dos, se llevó Abraham González de su primer Espanyol-Atlético en Cornellà, el 19 de octubre de 2013, como el conjunto perico, que sumó tres al vencer por 1-0. Con la salvedad de que los del centrocampista fueron de sutura, en el pómulo derecho, donde le cabeceó por error Mario Suárez. Peor le fue en su segunda oportunidad —o ‘round’, visto lo visto— el 14 de marzo de 2015, ya que Abraham fue objeto de un codazo de Miranda por el que el atlético fue expulsado y el blanquiazul, enviado al hospital con un traumatismo craneoencefálico. Hoy recibe por tercera vez al Atleti en Cornellà y tiene claro cuál es su suerte.

En el Espanyol-Atlético de la 2013-14, acabó con dos puntos de sutura en el pómulo derecho.

“Firmo ahora mismo ganar aunque me vuelvan a abrir la cabeza”, asegura Abraham a AS, ni corto ni perezoso. “El Atlético siempre se nos ha dado bien en casa, aunque a mí no tanto por motivos obvios, por lo que es el partido perfecto para salvarnos”, añade. No en vano, echan cuentas en el vestuario perico y saben que, con una victoria contra los colchoneros, sumarían 39 puntos que les mantendrían en Primera salvo debacle. Así que no es de extrañar el ánimo del centrocampista, quien apostilla, ahora ya en broma: “Tendré que salir a jugar con casco”.

“Si ganamos al Atlético, el paso que daremos será casi definitivo, por los puntos que tendremos y porque a los de abajo aún les quedan bastantes enfrentamientos directos, así que no podrán sumarlo todo”, abunda Abraham, quien no acaba de fiarse de un Atleti exhausto tras disputar el pasado martes la ida de los cuartos de final de Champions ante el Barcelona: “A ver si los pillamos algo cansados, la verdad es que tenemos ganas de hacer algo bonito. Ellos pueden notar que jugaron mucho rato en inferioridad numérica, pero tienen una plantilla larga y, sobre todo, mucha competitividad juegue quien juegue”.

Todo apunta a que Constantin Galca regresará esta tarde al 4-1-4-1 que tantas alegrías está brindando últimamente, con el famoso ‘trivote’ del que Abraham es parte trascendental: “Ha sido un cambio clave, porque nos ha dado la consistencia que nos hacía falta durante toda la Liga”, admite el mediocentro, un jugador de segundas vueltas desde que milita en el Espanyol.

Por eso, y tras coincidir con Chen Yansheng en el almuerzo del miércoles, sigue teniendo las ideas claras: “Salvarnos y ojalá siga aquí muchos años”.