REAL SOCIEDAD

La renovación de Iñigo Martínez con la Real se complica

El central de Ondarroa de la Real Sociedad así lo aseguró en una entrevista en 'Mundo Deportivo': "Es lo que hay. Tengo muchas dudas".

La renovación de Iñigo Martínez con la Real se complica

La renovación de Iñigo Martínez por la Real Sociedad se complica. Porque en los últimos encuentros que han tenido representantes del central de Ondarroa y del club txuri-urdin no se ha avanzado nada y la negociación está ahora mismo enquistada. Y todo cuando parecía bien encaminado el acuerdo definitivo, después de llegar al punto de encuentro de la duración de su nuevo contrato: hasta 2021, es decir, renovar por cuatro temporadas más, porque finaliza actual vinculación en junio de 2017. Pero la nueva ficha que pide Iñigo Martínez, unido a la cantidad de su cláusula de rescisión, está evitando que se avance, y que se cierre una renovación que el club realista ve como prioritaria y que quiere anunciar antes de que finalice la actual campaña.

Estos problemas en la negociación de su renovación han sido aireados por el propio Iñigo Martínez, en una entrevista concedida a 'Mundo Deportivo', en su edición de Guipúzcoa. "Sinceramente, creo que el club hará todo lo posible por su parte, pero en todas las negociaciones suele haber sus más y sus menos. Se está complicando la cosa, pero es lo que hay. Tengo dudas. Cuando vea que el club ha hecho todo lo que de verdad es capaz, firmaré", señalaba el central de Ondarroa, una vez más tan claro y franco en sus declaraciones que deja al descubierto que el problema se trata únicamente de una cuestión económica. Iñigo Martínez quiere cobrar más en la Real, y el club realista no llega a sus pretensiones... al menos de momento.

Con todo, en el club realista siguen confiando en poder llegar a un acuerdo. Creen que están haciendo un esfuerzo importante, siempre teniendo en cuenta que Iñigo Martínez juega en la posición de central. El defensa vizcaíno tiene como prioridad renovar con la Real, pero quiere ser valorado como uno de los jugadores más importantes de la plantilla, estatus que se ha ganado en sus últimas temporadas, en las que ha llegado a debutar con la selección española absoluta, y ha estado en la órbita de clubes grandes como el Madrid o el Barça. La Real entiende sus exigencias, sabe de su preferencia por renovar, y por eso está tratando de contentarle, pero sin conseguir llegar a un acuerdo todavía. El club quiere también aumentar la cantidad de su cláusula y situarla en los 40 millones que ya está poniendo en los nuevos contratos, algo que no terminaría de convencer del todo a Iñigo Martínez.

El miedo que hay en el club realista con este asunto es que se dilate tanto en el tiempo que se entrometa otro club en medio y complique el acuerdo o lo termine de romper del todo. Ahí aparece el nombre del Athletic de Bilbao, siempre atento a todo lo que pasa en en el fútbol guipuzcoano, especialmente en Real con sus mejores jugadores, caso de Iñigo Martínez. El temor es que se toque al jugador vizcaíno por detrás, como ya hiciera este mismo año con Yuri Berchiche, y se le trate de convencer para que no renueve y firme libre el año que viene. Porque el Athletic puede perder este verano a su aliarte defensivo, Laporte, lo que le obligaría a mover ficha. Y ahí nombre de Iñigo Martínez estaría marcado en rojo.