REAL VALLADOLID

La enfermería sigue llena y Chica no descarta el ascenso directo

A la larga lista de lesionados que el Valladolid tenía antes del partido ante el Llagostera se ha unido Tiba, que arrastra un golpe. Los dos porteros están con España y Portugal sub-21

La enfermería sigue llena y Chica no descarta el ascenso directo
J.L.ROJÍ

El Real Valladolid inició sus semana de entrenamiento en cuadro, puesto que no pudo contar ya con sus dos porteros (convocados con sus respectivas selecciones) ni con sus jugadores lesionados, puesto que ninguno de los que ya estaban (Del Moral, Alfaro, Rubio, Silva, Leao y Nikos) han tenido la suficiente mejoría para recibir el alta de los médicos. A esto hay que añadir que Pedro TIba, uno de los destacados en las dos últimas semanas, tampoco saltó al campo con un golpe que arrastra desde el partido.

El portugués no debe tener excesivos problemas para incorporarse al grupo durante la semana, pero preocupa especialmente la situación de Marcelo Silva, que se perdió el partido ante el Llagostera con un fuerte golpe en la cresta iliaca, el mismo que le ha impedido entrenar con el grupo esta mañana. Los médicos intensifican el tratamiento para que remita el dolor, pero a esta hora es duda para el partido en Miranda.

Por otro lado, el encargado de comparecer ante los medios fue Chica. El lateral, que jugó con un buen rendimiento a píe cambiado el pasado sábado, no renunciaba a nada a la hora de marcar los nuevos objetivos del equipo: "Hay que tener los pies en el suelo, pero soy un jugador optimista y, aunque cueste decirlo, ahora los dos primeros puestos no están tan lejos. Esta Liga es muy larga y si seguimos así, creo que nos dará tiempo para luchar por todo".