OSASUNA-ALAVÉS

Golpe en la mesa del Osasuna ante un Alavés en caída

Roberto Torres, Urko Vera y Nino ponen al conjunto navarro tercero con los mismo puntos (46) que el Oviedo y el Córdoba -un partido menos-.

Osasuna se acerca a los puestos de ascenso, al situarse a tres puntos del Alavés, segundo clasificado, tras remontar ante el conjunto vitoriano en un partido marcado por el penalti y expulsión de Sergio Mora en el minuto 24, lo que abrió el camino al equipo 'rojillo' para lograr una importante victoria ante un rival directo (3-1).

El conjunto pamplonés acabó con una mala racha de una única victoria en los siete anteriores partidos en El Sadar con los goles de Roberto Torres, de penalti, Urko Vera y Juan Francisco Martínez "Nino", para hacer inútil el logrado con anterioridad para el Alavés por Raúl García, todos ellos en la primera parte.

Sorprendió de inicio Enrique Martín, técnico de Osasuna, ya que volvió a la defensa de cinco futbolistas, además con un jugador ofensivo como Alex Berenguer en el carril izquierdo.

Osasuna arrancó bien el partido y rondó el gol en los primeros minutos en ocasiones de Roberto Torres y Urko Vera.

El cuadro vitoriano se adelantó en el marcador en su primera llegada con peligro a la portería local. Raúl García aprovechó un rechace de un disparo de Juli al poste para batir a Nauzet (0-1, m.18).

Poco después, en el minuto 24, llegó la jugada clave del encuentro. De las Cuevas, uno de los destacados de la primera parte junto con Torres, forzó penalti y la segunda tarjeta amarilla de Mora. Roberto Torres acertó desde los once metros (1-1, m.26).

El encuentro se decantó claramente a favor de los intereses 'rojillos', que pisó el área rival con facilidad y consiguió remontar en los últimos minutos de la primera parte, con dos pases de Roberto Torres.

En el minuto 41, Urko Vera marcó su primer gol con la camiseta 'rojilla' al ganar en velocidad en un contragolpe a Pelegrín y definir con un tiro raso cruzado, mientras que en el minuto 45 Nino hizo el 3-1 con otro disparo raso tras un recorte.

Osasuna jugó con el tiempo en la segunda parte, intentado tener el balón para dejar pasar el tiempo, sin conceder ocasiones al Alavés a pesar de que el equipo vasco intentó atacar la portería navarra pese a estar en inferioridad numérica.

Apenas hubo ocasiones de verdadero peligro en este segundo acto. De las Cuevas lo intentó con un disparo que sacó Pacheco y el Alavés solo dispuso de un lanzamiento lejano de Bernardello, tras una salida en falso de Nauzet, que Tano sacó bajo palos con la cabeza.

El conjunto vitoriano salvó al menos el coeficiente de goles particular entre ambos equipos tras el 3-0 del encuentro de la primera vuelta en Mendizorroza.