REAL SOCIEDAD

Vela se escapa a Madrid a un concierto y hoy no se entrenó

El jugador cogió un avión tras el partido ante el Levante, el domingo, para ver a Chris Brown, y no ha justificado su ausencia a la sesión en Zubieta.

Carlos Vela, jugador de la Real Sociedad, en el concierto de Chris Brown.
@jmteran

Carlos Vela vuelve a estar en el ojo del huracán. El delantero mexicano, que en la Real Sociedad no había protagonizado ningún incidente extradeportivo como sí le había ocurrido en otros clubes hace unos años y cuyo comportamiento había sido intachable, ha protagonizado un episodio que puede comprometer su futuro como jugador txuri-urdin y que le deja en muy mal lugar. Vela no se ha presentado a la sesión de entrenamiento de este lunes en Zubieta por culpa de que el domingo de madrugada estuviera en Madrid en un concierto de Chris Brown

En un principio, era un día más de trabajo en Zubieta. Una jornada de recuperación, habitualmente tranquila, tras el empate de contra el colista Levante en Anoeta. Pero realmente ha terminado siendo una jornada muy desagradable. Carlos Vela, su mejor jugador, su estrella y su futbolista mejor pagado, no se presentaba de forma sorprendente a la sesión matinal en Zubieta, programada para las 11 de la mañana. El mexicano debía ejercitarse en el interior de las instalaciones, con el resto de jugadores titulares contra el Levante, un trabajo muy suave, con baño y masaje, y algo de gimnasio. Algo rutinario. En una primera consulta, el club informaba de la ausencia de Vela porque "no se encontraba bien", porque eso mismo es lo que le había comunicado al club el mexicano, que excusó así su ausencia al ser preguntado por su falta al entrenamiento.

Horas más tarde, trascendía en las redes sociales y en varios medios mexicanos una foto de Carlos Vela en el concierto del artista de Chris Brown que tuvo lugar este domingo de madrugada en Madrid. Y a partir de ahí salía todo a la luz. El delantero de Cancún no se ha presentado en Zubieta porque él no ha querido, no porque no se encontraba bien. Porque no tenía ningún permiso especial por parte del club, tal y como le han confirmado al Diario AS fuentes de la Real, que lógicamente estudia abrirle un expediente sancionador. La Real no le prohibió al jugador mexicano que fuera al concierto en Madrid, entiende que no puede entrar en su vida privada, siempre que no afecte a su trabajo y a su rendimiento, algo que sí ha sucedido en este caso. Al club no le ha gustado este hecho, no lo ve con buenos ojos, sobre todo porque ha provocado que no acuda a la sesión de este lunes, para la que estaba citado como todos y no tenia un permiso especial para ausentarse.

Eso sí, hablará primero con Carlos Vela para tomar las medidas pertinentes. Mañana martes la plantilla tiene día de fiesta y el mexicano, aprovechando esta circunstancia estará en Barcelona por compromisos publicitarios, algo de lo que ya había avisado al club realista. Así hasta su regreso a Zubieta este miércoles, en la vuelta al trabajo del grupo, no podrá hablar en persona con Carlos Vela, algo que quiere hacer porque entiende que este tipo de cuestiones se aclaran cara a cara y no con una llamada de teléfono. La Real quiere escuchar primero la versión del jugador, quiere conocer sus argumentos y su explicación, antes de tomar y anunciar alguna medida drástica que se corresponda con su régimen disciplinario interno.