REAL MADRID

El psicólogo de Odegaard: "No sé si en el Madrid, pero triunfará"

Klaus Pettersen le trató en el Strømsgodset. Goal ha publicado una entrevista con él, en la que analiza su mentalidad y su capacidad de crecimiento.

Martin Odegaard es una de las perlas de la cantera del Real Madrid. Sin embargo, es el que más repercusión mediática soporta y mentalmente no es algo fácil de gestionar. El portal Goal.com ha publicado una entrevista con el que fuera su psicólogo en su antiguo club, el Strømsgodset, Klauss Pettersen. En ella, habla de cómo manejar el éxito para llegar a ser un gran futbolista y augura un gran futuro a Odegaard, aunque no asegura que sea en el Real Madrid.

Sobre su madurez:

“Martin es muy maduro para su edad. Se nota en sus entrevistas y en su comportamiento. No es vanidoso, cuando otros hablan de sus nuevos teléfonos móviles, y se tiran mucho tiempo pensando acerca de su estilo personal, él es simplemente él mismo casi todo el tiempo. No necesita ser otra persona, sino él mismo. En el terreno de juego tiene una motivación interna extrema para desarrollarse y crecer. Su capacidad de manejar los contratiempos es enorme. Mientras otros futbolistas requieren una semana entera o necesitan un nuevo partido para mejorar su autoestima, él se recupera rápidamente. Tras un par de horas, en su cabeza no caben las derrotas, porque sabe que una mentalidad decaída afectará a su desarrollo. Jostein Flo (director de fútbol del Stromsgodset y uno de los mitos del fútbol noruego) dijo: “Martin ya es una estrella, porque él no tiene por qué ser una estrella”. Es por eso que puede desarrollarse tan rápido. No se distrae fácilmente por la fama, ni por otras fuerzas externas. También es humilde a la hora del aprendizaje, pero naturalmente, crítico para que su nivel se eleve. Es inteligente, y tiene una gran sabiduría futbolística interior”.

Influenciado por su padre:

“Martin ha crecido en un hogar cristiano. La fe en Dios es fuerte y presente en la familia. Estos valores se los ha inculcado su familia, son una parte de sí mismo y también supone una gran parte de por qué Odegaard puede estar tan centrado. Él creció con un enfoque presentado a los valores en positivo y a la cooperación con el de al lado. También deja ver esto cuando no está jugando. Es capaz de mostrar alegría y felicidad por otros jugadores y por el equipo. Él querrá que jueguen muy mal también, pero no permite que ese pensamiento se instale en él. Es una forma saludable de competitividad. No es fácil tentarle. Creo que su padre es y ha sido una persona muy importante para Martin. Tanto por su visión de la vida, como por sus consejos y porque también actúa como un político para Martin ayudándole a la hora de tomar decisiones importantes. También ha sido su entrenador, y le ayuda a integrar detalles en su juego. Su padre ha sido el jardinero perfecto”.

Capacidad para afrontar problemas:

“Creo que esta es su batalla más dura hasta ahora. Es la primera vez que se enfrenta a contratiempos de verdad. Ante reveses de menor importancia ha demostrado tener la mentalidad apropiada. También debemos tener en cuenta la grandeza del plan del Real Madrid. Si tienen un plan a largo plazo para él, Odegaard tiene un muy buen centro de formación en Madrid, y si se mantiene claro de mente, creo que va a crecer bien jugando con estos futbolistas. Creo que el padre también está en Madrid para supervisar su desarrollo y su estado de anímico. Tendrán un análisis continuo y buena comunicación. Es muy inteligente por su parte tener a su padre al lado. Tenemos que ver que, incluso si empieza a jugar en el Real Madrid en dos años, estaría todavía por delante de casi todos los jugadores. No es fácil superar a esos jugadores en el primer equipo, con lo que su camino hacia el once inicial no parece cercano por el momento. Eso sí, las cosas pueden cambiar rápidamente. Nunca se sabe”.

Integración en el equipo:

“La cultura escandinava es diferente de muchas otras culturas. Si eres un entrenador de cantera en Strømsgodset, te sientas a comer con el director, te hace bromas, tú a él... Hay un respeto natural y un sentimiento de equipo que fluye a través de todo el sistema. Compites contra otros, por plazas y posiciones, pero sobre todo es un ambiente de apoyo y colaboración. Los que están jugando en el Real Madrid y los técnicos tienen un enfoque diferente. La gente está allí para competir, es rivalidad, es un juego diferente. Puede que no te guste, pero hay que entenderlo para ser capaz de vivir con ello. No sé cómo ha gestionado esto en Madrid, y si esto le está absorbiendo energía, pero es una parte importante de estar en un ambiente de fútbol. Es la competición, y a veces es justa, y a veces no. La forma en que consiguió el respeto de Noruega, podría no ser la misma forma de ganarse el respeto en Madrid. Por lo general basta con ser un buen futbolista, pero él está en una posición en la que tiene que demostrar a los demás que es especial”.

Sobre su mentalidad:

“Martin es fuerte mentalmente porque es humilde y propenso a aprender, pero todavía tiene fuerza para mantenerse fuerte cuando es necesario y las cosas se ponen difíciles. Es capaz de recuperarse rápidamente de los reveses. Hay que estar hambriento. Es muy fácil abrazarte a la dulzura del éxito y vivir del pasado y de los recuerdos. Pero eso es una pérdida de energía y una forma de desviar el foco del presente, donde está el verdadero desarrollo”.

Lo que se espera de él:

“Creo que va a volverse a ver su grandeza de nuevo, y creo que puede ser una estrella mundial. Tiene la cabeza para realizar semejante bendición. No sé con seguridad si será en Madrid, pero creo que le veremos en los grandes escenarios con los más grandes futbolistas. No es fácil adivinar si conseguirá el Balón de Oro, pero ahora mismo es un buen candidato a más largo plazo”.