LEGANÉS

Rubén Peña, la sorpresa que comanda al lanzado Leganés

Rubén Peña fichó por el Leganés en 2014 como lateral y ahora es delantero. Objetivo del equipo: “¿El ascenso? Mientras estemos ahí arriba, lucharemos”.

Rubén Peña, la sorpresa que comanda al lanzado Leganés
Jesús Aguilera

Rubén Peña es un ídolo inesperado. Algunos dicen que es el nuevo líder del Leganés. Un Messi blanquiazul por tamaño (1’70 metros) y diabluras. “¿Messi? ¡Que va! Yo no soy líder de nada”, se ruboriza. Sus filigranas le desmienten.

Ante el Alavés abrió el marcador tras tirar un caño de película a Einar. Luego hizo una rabona a un metro de Pacheco. “Era el único recurso posible”, se excusa. Nadie en Butarque se imaginaba que sería capaz de hacer esto al fichar, en 2014, como lateral derecho. En el inicio este curso Garitano lo devolvió al extremo izquierdo, pero la competencia con Szymanowski lo mandó al banco. Fue en el segundo partido de 2016, ante el Llagostera, cuando las bajas le forzaron a ser ‘9’. Rubén llegó, vio y, en su segundo tiro, marcó. Desde entonces, él y el Lega llevan siete victorias de ocho posibles con cinco dianas de este abulense.

“No pienso. Me sale solo. Es lo bueno”. Afirma que no se molesta si le toca volver al banquillo. “En esta plantilla todos sumamos” con tal de hacer realidad el ‘Nunca se sabe’ de las promociones que el club le pide grabar por su desparpajo ante las cámaras. “¿El ascenso? Como grita Butarque, sí se puede. Mientras estemos ahí arriba, lucharemos”.

Casi un año invicto en casa

Butarque está a un paso de sumar un año invicto en caso de que el Lega no pierda frente al Tenerife en su próximo partido como local, el 13 de marzo. La última vez que un equipo se llevó los tres puntos del feudo pepinero fue el 14 de marzo de 2015, cuando el Sporting venció 0-1 gracias a un gol en propia meta de Velasco. Desde entonces, han disputado en su estadio 24 partidos oficiales con 15 victorias, 9 empates, 40 goles a favor y 15 en contra. Los de Garitano han sacado esta temporada 32 de los 42 puntos disputados.