ATLÉTICO DE MADRID

Gil Marín: "El cambio de estadio es una exigencia para crecer"

El consejero delegado defendió la mudanza para "poder competir con los grandes" durante el debate organizado por Los 50. La oposición pide un referéndum.

Madrid
0

La peña rojiblanca Los 50 organizó ayer en el Colegio de Abogados de Madrid un debate sobre el traslado del Atlético a La Peineta. Con el título de “¿A dónde vamos?”, el acto reunió a todas las partes implicadas: el club, representado por su consejero delegado, Miguel Ángel Gil Marín; representantes de las cuatro fuerzas políticas del Ayuntamiento de Madrid; y José Luis Sánchez Ayuso, presidente de Señales de Humo, asociación opositora al cambio de estadio.
Con el periodista Juan Pedro Valentín como conductor del evento, la cita arrancó con la exposición de Gil Marín sobre las ventajas que supondrá para el club el cambio de feudo: “Es un signo de modernidad y crecimiento y una exigencia del fútbol moderno. Si queremos competir con los mejores de Europa era necesario plantear el cambio”. Al acto, en representación también del Atleti, acudieron José Luis Pérez Caminero (director deportivo), Adelardo (presidente de la Fundación), Clemente Villaverde (gerente), Fernando Fariza (director de Explotación) y Rafael Alique (director de Comunicación). En su turno de palabra, los partidos políticos expresaron su parecer sobre el traslado, en sus dos vertientes: la operación Mahou-Calderón y la presencia del Atlético en La Peineta, con las exigencias de accesos pertinentes. José Manuel Calvo, concejal de Urbanismo de Ahora Madrid, reivindicó un “plan de urbanismo racional y pactar con todos los agentes implicados. En cuanto a los accesos, el Ayuntamiento asumirá sus compromisos para con la ciudadanía”.

PSOE, PP y Ciudadanos se mostraron abiertos a que el conflicto sobre los terrenos en los que se asienta el Calderón actualmente se resuelva, si bien Mercedes González, concejal socialista, reivindicó que la resolución del conflicto beneficie a la ciudad y a los distritos de Arganzuela y San Blas. El más crítico fue José Luis Sánchez Ayuso, presidente de Señales de Humo, agrupación crítica con el traslado y con la gestión de la actual directiva; solicitó un trato mejor para el club en lo económico (la comparación con la operación de la ciudad deportiva del Real Madrid voló sobre el debate en múltiples ocasiones) y un referéndum para que los socios expresen su parecer sobre dejar el Calderón: “A la afición nadie le ha preguntado”. El encuentro se cerró con un turno de preguntas en el que hubo lugar para la crítica, aunque también para la esperanza. “Esto nos pone en otro nivel, los del Madrid van a flipar”, dijo un socio que ha visitado las obras de La Peineta.