RACING

El concurso del club, declarado no culpable, y Pernía, eximido

Para el Juzgado de lo Mercantil no está acreditado que la actuación del expresidente del Racing y de la sociedad de Ali Syed agravara la situación de insolvencia del club.

El concurso del club, declarado no culpable, y Pernía, eximido
NACHO CUEBRO DIARIO AS

El Juzgado de lo Mercantil de Santander ha declarado fortuito -no culpable- el concurso de acreedores solicitado por el Racing de Santander en julio de 2011, con lo que exime al entonces presidente del Club, Francisco Pernía, del pago de una indemnización de 4,9 millones por daños a la entidad.

Los administradores del Racing solicitaron que el concurso se declarase culpable por la actuación de Pernía y de la sociedad Western Gulf Advisory Holding (WGA), utilizada por el empresario Ahsan Ali Syed en enero de 2011 para hacerse con el 98 por ciento de las acciones del club, convirtiéndose así en accionista mayoritario.

A esta petición de declaración de concurso culpable se sumó la Fiscalía.

Los administradores concursales basaron su petición en tres causas: demora en la solicitud de concurso; incumplimiento de modo reiterado y sistemático del deber de colaboración con ellos, y actuaciones que supusieron la salida injustificada de 4,9 millones de euros del club, unos gastos excesivos e injustificados que agravaron la situación de insolvencia.

Sin embargo, el Juzgado de lo Mercantil establece que no ha quedado acreditado que la actuación de Pernía y de la sociedad de Ali Syed, declarado en rebeldía en esta causa, agravara la situación de insolvencia del club.

Tampoco se ha acreditado "scientia fraudis", es decir, que Pernía conociera el estado de insolvencia del club.

El magistrado Carlos Martínez de Marigorta subraya en su sentencia que para que un concurso sea calificado como culpable debe acreditarse el nexo causal entre la conducta y la generación o agravación de la insolvencia.