RACING DE SANTANDER

Reducen la condena a los acusados por el asalto al palco

Los dos acusados de lanzar objetos e intento de invasión del palco del Racing de Santander fueron condenados a penas de menos de 2 años de cárcel.

Reducen la condena a los acusados por el asalto al palco
Canal + Liga

El Juzgado de lo Penal ha condenado a los dos acusados por los incidentes en el palco del Racing de Santander a un año y medio de prisión por lesiones y cuatro meses y 15 días por desórdenes públicos, unas penas que quedan en suspenso a condición de que estas personas no delincan por dos y tres años.

En concreto, para uno de estos jóvenes, que estaba acusado por desórdenes públicos y lesiones, la pena es de un año, diez meses y 15 días de prisión, y queda en suspenso a condición de que no cometa delitos durante tres años.

Para el otro, que ha comparecido por desórdenes públicos, la condena ha sido de cuatro meses con suspensión si no delinque durante dos años.

Además, a los dos acusados se les prohíbe la entrada a espectáculos y eventos deportivos por un tiempo de un año y medio, y uno de ellos tendrá que pagar una indemnización de 585 euros.

Se trata del joven que ha tenido una mayor pena porque aparte de los desórdenes se le achaca haber tirado un asiento que impactó e hirió a un vigilante, al que indemnizará.

La defensa de los acusados ha consignado hoy 1.615 euros en concepto de reparación del daño y por eso se ha aplicado una atenuante.

La condena se ha producido por conformidad, una vez que los acusados han reconocido los hechos y se ha modificado el escrito de calificación provisional de la Fiscalía, que había pedido dos años de cárcel por el delito de desórdenes públicos y dos años y tres meses por las lesiones al vigilante de seguridad.

La suspensión de la pena condicionada a que estas personas no vuelvan a delinquir por un periodo de dos y tres años se produce de acuerdo con lo que dispone el Código Penal.

Y ello porque se trata de penas inferiores a dos años, los acusados no tienen antecedentes penales y se ha reparado el daño.

El titular del Juzgado ha advertido de que si los acusados vuelven a cometer delitos se revocará la suspensión y se les aplicará la pena de prisión.

Esta condena de conformidad, que se ajusta a lo dispuesto por la ley, es firme y en unos días el magistrado del Juzgado de lo Penal número 2 de Santander dictará la sentencia.

Los hechos ocurrieron el 8 de enero de 2014, en el partido de Copa entre el Racing de Santander y el Almería, cuando tuvieron lugar diversos incidentes, protagonizados en algún caso por personas que no han podido ser identificadas.

Esos incidentes se produjeron dentro "de un clima de tensión" entre la directiva del Racing y los aficionados y simpatizantes del equipo, conforme a los hechos que el Juzgado declara probados.

En esta situación, en un momento del partido, un grupo de aficionados comenzaron a protestar y a dirigirse de forma agresiva contra el palco del estadio, donde estaba la directiva del Racing y del Almería.

Se profirieron insultos y se lanzaron diversos objetos.

Uno de esos aficionados, que fue identificado como uno de los acusados, invadió la zona del palco, tras saltar la valla de separación entre las gradas norte y oeste, y lanzó el asiento que impactó en un vigilante de seguridad.

Por eso, a esa persona se la atribuía un delito de lesiones, por el que hoy se le ha condenado.

Veinte días después de estos hechos la propia plantilla del Racing no jugó el partido de Copa del Rey contra la Real Sociedad y protagonizó un "plante" que fue difundido por todos los medios de comunicación.