REAL MADRID

4 claves del triunfo del basket que no se cumplen en fútbol

Mientras el Madrid de fútbol se despide de la Liga, el de baloncesto alza su tercera Copa seguida. Estas son las diferencias que explican las dos dinámicas opuestas.

4 claves del triunfo del basket que no se cumplen en fútbol

El domingo fue un día de luces y sombras en el Real Madrid. Mientras el equipo de fútbol empataba en Málaga (1-1) un partido que mereció perder y decía adiós a la Liga (se queda a nueve puntos del Barça, líder), el de baloncesto conquistaba su tercera Copa del Rey seguida, algo que ningún equipo había logrado. El baloncesto le está dando a Florentino las alegrías de las que carece últimamente en el fútbol. ¿Cuáles son las razones? A continuación explicamos las cinco claves que han ayudado a construir esa dinámica triunfal en la sección de basket y que no existen en la de fútbol.

Estructura deportiva.

El proyecto deportivo en el fútbol depende única y exclusivamente de Florentino. El presidente también ejerce como director deportivo (se deshizo de Valdano y Pardeza) que diseña la plantilla a base de talonario y sin atender a las necesidades del equipo. En 13 años (divididos en dos etapas: de 2000 a 2006 y desde 2013), Florentino ha fichado a 61 jugadores y ha gastado más de 1.000 millones de euros. Una diferencia patente el baloncesto, que cuenta con Juan Carlos Sánchez y Alberto Herreros como máximos responsables de la sección, desarrollando su proyecto con un plan deportivo establecido.

Continuidad de Pablo Laso.

Florentino ya tiene a sus espaldas once entrenadores, unos en las antípodas de otros, tanto por su estilo como por su personalidad: Del Bosque, Queiroz, Camacho, Luxemburgo, García Remón, Pellegrini, Mourinho, Ancelotti, Benítez... El que más le ha durado en el cargo ha sido Mou (tres temporadas). En todo este tiempo y con todos estos cambios, Florentino ha ganado sólo siete grandes títulos (Liga, Copa o Champions) de 36 posibles. En cambio, Pablo Laso, hombre de perfil bajo y sentido común, lleva ocupando el banquillo en el baloncesto desde 2011 y suma 11 títulos en 15 finales.

Continuidad de un bloque.

En el fútbol los cambios en las plantillas son constantes por la pulsión compradora de Florentino. Zidane tiene en la plantilla a siete españoles, pero regularmente sólo juegan Carvajal, Ramos e Isco. Sin embargo, el bloque nacional en el basket se mantiene desde que llegó Laso: Felipe Reyes, Rudy Fernández, Sergio Rodríguez y Llull. Además, tanto Sánchez como Herreros fichan lo que hace falta no lo que deslumbra.

Injerencias.

Florentino ha dejado todo el poder de la sección de baloncesto en Sánchez y Herreros. Ellos son los que toman las decisiones y manejan un presupuesto infinitamente menos que el de fútbol, con el que Florentino ficha y despide. Arrigo Sacchi definió en una entrevista en AS este intervencionismo del presidente: "Florentino siempre quitaba la autoridad al entrenador. Se caía un avión en Colombia y la culpa era del entrenador. Llegaba un jugador borracho al entrenamiento y la culpa era del entrenador...”. Pecchia, ayudante de Benítez, también ironizó con la fidura de Florentino: "Es un presidente que está muy presente...".