Competición
  • Europa League
  • Euroliga

CASTILLA 1 REAL UNIÓN 0

Tejero permite al Castilla seguir surfeando con el 'efecto Ramis'

Un gol del lateral derecho (1-0) tumba al Real Unión y le da el liderato provisional al filial madridista. Un triunfo que pone fin a la racha de 96 días sin perder del equipo vasco.

Tejero permite al Castilla seguir surfeando con el 'efecto Ramis'
RAFA APARICIO DIARIO AS

El Castilla sigue surfeando en una ola que le puede llevar a la costa de la Liga Adelante. Si con Zidane el filial iba bien, ahora con el efecto Ramis está incluso mejor. Cinco partidos en el cargo, cinco triunfos, con un balance de nueve tantos a favor y sólo uno en contra. Ayer se deshizo del Real Unión, tercero en la tabla y con el que compartía racha (96 días sin perder), con actitudes de equipo veterano. Maximizó un gol de un lateral (Tejero) y no se dejó liar por el juego intenso de los irundarras...

La alineación del técnico castillista ya desvela por dónde quiere llevar al equipo. Odegaard al banquillo y protagonismo para Aleix Febas, un talento menudo pero incombustible que fue esencial en el 1-2 ante la Real Sociedad B. Pese a eso, el equipo de Zulaika empezó con mordiente. Ya en el minuto 2 tuvo que intervenir Carlos Abad para evitar que Barrón abriera el marcador. El Castilla se zafó, se estiró y en el 16' se hubiera adelantado si Javi Muñoz no llega a verlo tan fácil, tan claro, y hubiera endurecido su chut sencillo en una posición inmejorable. Tan blando que fue pan comido para Txusta. Al final, fue un protagonista que no estaba en el guión, Tejero, de vuelta al lateral derecho tras su experiencia como 'tres', el que cristalizó una acción a medias con Lazo (minuto 34) en el 1-0 que sería definitivo

La segunda mitad tuvo su momento álgido justo al final. Después de que el Castilla no acertase a remachar la contienda, con un Mariano (que fue suplente) percutiendo como si fuera el Seis Naciones, fue el central irundarra Aimar quien tuvo una ocasión increíble en el minuto 85 pero despejó en vez de disparar a puerta un rechace que le había quedado franco... No encontró portería y el Castilla respiró. Con Ramis es impermeable y no cesa de ganar. Así, sólo puede esperarle un ascenso