Competición
  • Clasificación Eurocopa

GRANADA

El Rayo quiere contar de nuevo con Piti en Vallecas

El futbolista podría regresar al equipo vallecano, donde jugó sus mejores años. Además, el club francés sondea la llegada de Lindsay Rose.

El Rayo quiere contar de nuevo con Piti en Vallecas
Kiko Huesca EFE

La afición del Rayo está encantada con la posibilidad de que Piti regrese a Vallecas. Aunque su salida escoció a una parte de la directiva, su regreso contaría con el beneplácito de Paco Jémez y, desde luego, con el de la parroquia vallecana, que adora a Piti, con quien trabó una relación idílica, más allá de lo futbolístico. La idea de volver motiva mucho a Francisco Medina Luna, quien recuerda con añoranza aquellos años de buen fútbol, regates, actuaciones estelares y goles, aquellas tardes de gloria que le encumbraron como uno de los grandes delanteros de la Liga.

Piti asegura que todavía no ha recibido ninguna oferta en firme y, aunque es consciente de que la proposición podría llegar durante esta semana, ve complicado que pudiera llegar a un acuerdo porque, según fuentes cercanas al jugador, hacer las maletas en mitad del curso no es lo más adecuado para su familia. Para que Piti se plantease de verdad la marcha al Rayo debería ser por una buena razón: una oferta de una mayor duración que compense el dinero al que renunciaría en el Granada hasta el 30 de junio, fecha en la que acaba su vinculación con el club rojiblanco. El caso de Piti podría ser parecido al de David Barral, a quien el Granada ofreció esta temporada y la que viene para conseguir que el gaditano abandonara el club al que pertenecía.

En realidad, Piti no tiene prisa. Está convencido de que a sus 34 años todavía tendrá la opción de poder embarcarse en otro buen proyecto, ya sea en España o fuera, y seguir disfrutando varios años más en la élite. Casi está resignado a pasarse el último semestre del campeonato en blanco, alejado de la presión y de los planes de Sandoval, con tiempo suficiente para negociar su futuro lo mejor posible, sin precipitarse. En suma, su corazón le dice que Vallecas podría ser sitio soñado para acabar su carrera, pero la cabeza le contesta que en Granada tiene unas cantidades muy importantes aseguradas esta temporada y en la que viene se ve con opciones de emprender otras aventuras profesionales. De momento, el día a día para él está siendo duro, sin el peso que un día tuvo, sin contar para el técnico y en el olvido para Los Cármenes.

Rose es el objetivo del Granada para reforzar la defensa

El Granada está cerca de fichar a Lindsay Rose para reforzar el centro de la defensa. Se trata de un futbolista francés de 23 años que milita en el Olimpique de Lyon, club al que llegó en el verano de 2014 procedente del FC Valenciennes y donde no está teniendo demasiadas opciones. El director deportivo del Granada está negociando una cesión con el club galo hasta el final de la presente temporada y confía en que el acuerdo pueda ser una realidad en poco tiempo, incluso en uno o dos días. Juan Carlos Cordero está centrado en esta incorporación, que considera prioritaria para mejorar su plantel defensivo en la segunda vuelta.

El Granada también tiene a favor que el jugador está dispuesto a probar en el fútbol español y ve con buenos ojos el préstamo. Rose es diestro, mide 1,84 y ha sido internacional en todas las categorías inferiores de la selección francesa, desde las sub 18 a la sub 21. Es rápido y muy potente por arriba, además de buen cabeceador, cualidad que le permite llegar al gol con relativa frecuencia.