REAL MADRID

Zidane aspira a llegar a tener el 60% de posesión del balón

En su estreno, el Real Madrid de Zidane firmó el 53% y el equipo encajó 13 remates. Referencia: “Con Guardiola nunca vi un patido malo. Cambia las cosas”.

laliga

Zidane no quiere que le comparen con Guardiola, pero sus principios futbolísticos comparten la doctrina del actual técnico del Bayern. Defender con el balón. Ésa es la premisa de Zizou para su Real Madrid y aspira a tener el 60% de posesión para los próximos partidos, algo relativamente factible teniendo en cuenta el calendario hasta el encuentro en Roma (17 de febrero): tres partidos en casa, ante el Sporting (este domingo, 16:00 horas), Espanyol (domingo 31, 20:30) y Athletic (sábado 13 de febrero, 16:00), y dos choques fuera ante rivales en apuros, Betis (domingo 24, 20:30) y Granada (domingo 7 de febrero, 16:00).

El cambio de actitud de los jugadores se percibió ante el Deportivo en las estadísticas de recuperaciones. Con Zidane, el Madrid robó 66 balones. En los 25 encuentros anteriores, bajo el mando de Rafa Benítez, los futbolistas promediaron 53 recuperaciones por partido. Los ojos del nuevo míster despertaron las ganas de los futbolistas, pero Zidane sabe que su equipo debe mejorar en otras facetas. Y ha detectado que los problemas defensivos giran en torno a la posesión. El equipo sólo firmó el 53,4% de dominio de la pelota ante el Deportivo y recibió 13 remates, dos disparos más encajados de los 11 que promediaba Benítez, que tuvo una posesión del 57,1%. Zidane detecta un problema físico que se reflejó en la segunda mitad ante el Deportivo: en la primera parte la posesión fue del 56% y en la segunda bajó al 50%. Ese 53,4% total es una cifra que superan varios equipos de Primera: Las Palmas (53,8%), Real Sociedad (54,1%), Rayo (55,5%), Celta (58,9%) o Barcelona (65%). Zizou no sólo quiere que la BBC se implique más en defensa, sino que todo el equipo se sienta protagonista con el balón.

Como Pep. Zidane aprendió los métodos de Pep en una visita a Múnich en el mes de marzo. Fue para completar unas prácticas de la Federación Francesa para sacarse el título de entrenador. “Con Guardiola nunca vi un partido malo del Bayern. Cambia las cosas, innova y crea nuevos métodos. Pero sobre todo comprende cuál es el potencial de sus futbolistas. Así puede lograr el 120% de cada uno de sus jugadores”, dijo el francés. Pep dice odiar el tiqui-taca: “Es pasarse el balón por pasar, sin ninguna intención”. Zizou no quiere compararse con Guardiola. Sus negaciones no esconden el denominador común que comparten: el culto por el balón.