ALCORCÓN

Dani Benítez: “La sanción me ha hecho crecer muchísimo”

Dani Benítez está en su cuenta atrás para volver a pisar un terreno de juego. Su positivo por cocaína hace casi dos años le cambió la vida. A punto está de cumplir su sanción y no quiere desaprovechar esta segunda oportunidad que le da el Alcorcón...

0
Dani Benítez: “La sanción me ha hecho crecer muchísimo”
Jesús Á. Orihuela

Después de casi dos años inhabilitado y lejos del mundo del fútbol ahora se le ve como un niño con botas nuevas...

—Sí, la verdad es que estoy ilusionadísimo. Después de todo lo que ha pasado y el tiempo que llevo fuera estoy como un niño, deseando volver al campo. Ahora con la rutinas de equipo, volviendo a un vestuario, entrenamientos... sintiéndome poco a poco futbolista de nuevo. Esto es una segunda oportunidad para mi.

—Han sido dos años muy duros, ¿cómo los ha superado?

—Han sido muy difíciles. Es una sanción muy dura. Me ha pasado de todo. Al principio pensé en no volver a jugar. Dejé de entrenar y debe ser por la ansiedad, pero no podía dormir ningún día. Yo soy nervioso y era imposible. Estaba hundido. Pero, con el tiempo, te das cuenta de que lo necesitas. Es una cosa que te llama y que te gusta hacer. Además, toda la gente me ha ayudado y animado, sobre todo mi familia, los amigos y hasta aficionados, y les debo algo. También fue importante la ayuda psicológica. Todos me decían que tenía que volver a ser el mismo. Después de un tiempo estuve entrenándome con el equipo de mi ciudad, el Constancia, que milita en Tercera, y más tarde lo hice con un preparador personal. Estoy en forma y con ganas. Han pasado casi dos años y en mi mente está que cada vez queda menos y esos nervios de volver... es como un renacer futbolístico. Parece que es el primer día.

—En este tiempo le habrá dado muchas vueltas a todo lo que ha hecho desde que es futbolista, ¿le ha hecho madurar como persona este tiempo parado?

—Sí, mucho. Personalmente he cambiado. Ahora soy una persona mucho más tranquila en ese sentido. Antes era más alocado e impulsivo. No sólo por lo del positivo por cocaína, hubo más cosas como el botellazo al árbitro. Todo eso lo he reconducido y he cambiado la conducta. El tiempo de inhabilitación me hizo pensar y darme cuenta de todo lo que había pasado y de lo que me había llevado hasta ahí. Me ha servido para aprender de los fallos y tener más claro que todavía me quedan años de fútbol. A nivel personal me ha hecho crecer muchísimo. Es algo de lo que me arrepentiré siempre, me ha quitado dos años de mi vida y de lo que más me gustaba hacer, que es jugar al fútbol.

—Ahora no será fácil para usted que sólo se hable de su fútbol...

—Es cierto. Vuelvo con más ganas. Cometí un error y ahora tengo que volcar la situación y volver a ser futbolista. Ya estoy aquí y a partir de ahora a empezar otra vez. Quiero volver a ser el mismo de antes.

—Físicamente se le ve muy fino y cuidado...

—Sí, he trabajado duro para ello. He cuidado mucho más la alimentación. Llego en buena forma, aunque me falta ritmo de partidos y dinámica de grupo. Estoy igual que cuando jugaba, aunque con un poquito más de barriga. Si no fuera por ella, estaría por debajo de la media del equipo.

—El Alcorcón le da esta segunda oportunidad, ¿agradecido?

—Sí, mucho. Yo vengo a ser uno más, porque el equipo está en la zona alta y será complicado entrar en el once. Aún me queda más de un mes para poder jugar (16 de febrero) y sólo pienso en competir en cada entrenamiento, que es muy bueno para la plantilla. Me faltan las rutinas y ritmo de partido.

—En 2010 ascendió a Segunda con el Granada, precisamente en Santo Domingo, ¿qué les dice a aquellos aficionados que están molestos por sus formas aquel día?

—Lo primero es que si se sienten ofendidos, les pido disculpas, no tengo ningún problema. Era una parte que iba conmigo. He sido un jugador muy impulsivo porque mi equipo tenía que ganar sí o sí. Hacía lo que fuera para que ganase. Si le soy sincero, a día de hoy no me acuerdo qué pasó después de aquel partido. Deseo que los aficionados entiendan la situación y me gustaría que tuvieran ilusión con mi llegada. Ahora tengo que ganármelos en el campo, haciendo lo que sé, luchando por esta camiseta y demostrando lo que puedo aportar.

—El Alcorcón está en la zona alta de la tabla y podría luchar por subir, ¿su objetivo final es volver a Primera?

—Me gustaría llegar donde lo dejé, a Primera. Y ojalá sea con el Alcorcón.

—¿Qué tiene que hacer Dani Benítez para que sólo se hable de su fútbol?

—Demostrarlo. He cometido fallos y he aprendido de ellos. Voy a trabajar en el campo y no voy caer en otro tipo de provocaciones que no sean fútbol. He madurado como persona.