Un error desata el festival culé

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Barcelona

28' Westermann

32' Messi

45' Luis Suárez

56' Sale Busquets entra Bartra

67' Sale Mathieu entra Adriano

76' Alves

82' Luis Suárez

85' Sale Sergi Roberto entra Munir

Betis

16' Sale Bruno González entra Pezzella

29'

26' Vargas

29' Petros

35' Sale Westermann entra Digard

67' Pezzella

74' Sale Rubén Castro entra Van der Vaart

BARCELONA 4 - BETIS 0

Un error desata el festival culé

Un penalti inventado por Bikandi abrió la goleada culé. El Betis fue el 'pupas': dos lesionados, Mel expulsado... Los de Luis Enrique baten el récord de goles del Madrid de Ancelotti.

El Barça apabulló al Betis en un partido que descorchó a favor del equipo barcelonista un clamoroso error del árbitro Bikandi Garrido, quien no pudo equivocarse más en menos tiempo. Concedió un penalti que no era, pasó por alto que Neymar tocó la pelota dos veces al chutar la pena máxima y también la falta posterior de Rakitic sobre Westermann que tratando de acudir al rechace se marcó el 1-0 en propia puerta.

Podría el Betis aferrarse a esta a sucesión de catástrofes para justificar su derrota, pero se equivocaría. La superioridad del Barcelona ante el equipo de Mel fue insultante y el 4-0 fue un resultado corto si se tiene en cuenta los cinco disparos al palo del equipo blaugrana y el estupendo partido del portero del Betis. Equipo que por cierto, dejó casi inédito a Bravo.

El Barça acaba el año en todo lo alto. Líder con un partido menos que el resto de sus competidores, arrebatándole al Madrid de Ancelotti el récord de goles en un año natural y mostrando una superioridad escandalosa respecto a los rivales.

En este partido, los blaugrana iniciaron la goleada gracias a un error del árbitro, pero fueron el único equipo sobre el campo a pesar de que Luis Enrique decidió dar descanso a Piqué, Jordi Alba e Iniesta pensando más en el derbi ante el Espanyol.

Messi pudo celebrar su partido 500 con el Barça con gol y victoria, mientras Luis Suárez se convertía en el máximo goleador del equipo en el 2015 en un partido que a partir del error del colegiado tuvo una sola dirección. Nadie sabe lo que hubiera pasado si el árbitro no se equivoca en el penalti que supuso el 1-0, pero la superioridad culé fue tan abrumadora que no parece que la cosa hubiera cambiado mucho. Es más, viendo el balance de disparos a la madera, incluso el Betis puede darse con un canto en los dientes con los cuatro goles recibidos.

0 Comentarios

Normas Mostrar