BARCELONA - BETIS

Messi, que sean otros 500 más

Leo cumple medio millar de partidos como culé en el partido de hoy (20:30 C+Liga) y Joaquín puede descansar. Cebalos será el desparpajo y N’Diaye y Petros el musculo.

0

Barcelona - Betis en directo aquí

Han pasado 4.092 días desde que Frank Rijkaard decidió que era el momento de mostrar al mundo lo que él y su equipo llevaban viendo en los entrenamientos. La magia de Messi debía tener una explosión y qué mejor escenario que el Olímpico de Montjuïc y un derbi para que la estrella comenzase a ponerle brillo al juego del Barça. Hoy, 26 títulos colectivos, 424 goles y 160 asistencias después, Leo disputará su partido oficial 500 con el Barça. Una burrada. El tiempo pasa para todos, claro, pero el culé tiene la sensación de que con él en el campo todo es alegría y tranquilidad, se siguen acumulando éxitos y hay la convicción de que el crack es capaz de hacer algo grande en cualquier momento.

Leo vuelve al Camp Nou, escenario en el que se dejaron dos puntos en su última actuación, antes de irse a Japón a por el Mundial de Clubes. Los siguientes pinchazos del Atlético (en Málaga, 1-0) y Madrid (en Villarreal, 1-0), aligeraron aquel trompazo. Pero nadie en el mundo en azulgrana se fía del Betis; el mensaje que ayer dio Pepe Mel fue valiente. No saldrán agazapados y buscarán que el Barça sufra en casa.

El técnico verdiblanco medita dar descanso a Joaquín, su estrella, aunque seguirá contando con el desparpajo de Ceballos (descartado por el Barça­ a raíz de unos tuits ofensivos) y el músculo de N’Diaye y Petros. Con estos sueltos, los culés deberán vigilar la circulación: si es rápida y los de arriba están acertados, el Camp Nou puede divertirse; si se espesa la confección de juego, ojo. Nadie puede despistarse el día que La Pulga cumple 500 partidos, y todos le piden a Messi que sean 500 más.

Promedia 0’85 goles por choque y va a por el quinto Balón de Oro

Más allá de los títulos que acumula en un museo particular de su casa de Castelldefels, los números como futbolista de Leo Messi son un espectáculo. Promedia 0’85 goles por partido (424 en 499 partidos) y ofrece 0,32 asistencias por choque, algo a lo que se está acostumbrando en la actualidad. Tiene toda la pinta que el 11 de marzo recogerá en Zúrich el quinto Balón de Oro de su carrera, algo nunca visto hasta el momento. Los 26 trofeos conquistados (igual que Iniesta) superan por uno a los de Xavi, que el pasado verano dejó el club para irse a Qatar. Messi es el máximo goleador de la historia de la Liga (291 en 325 choques) y fue el primer futbolista que anotó ante todos los rivales del campeonato (2012-13).