• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Granada

43' Rochina

45' Sale Fran Rico entra El-Arabi

53' Success

55' Rubén Pérez

66' Sale Rochina entra Uche

74' Sale Javi Márquez entra Robert Ibáñez

90' Uche

Celta

17' Aspas

20' Orellana

44' Aspas

53' Planas

80' Sale Aspas entra Guidetti

88' Sale Orellana entra Sergi Gómez

92' Sale Josep Señé entra Pape Cheikh

GRANADA 0 - CELTA 2

Orellana y Aspas liquidan al Granada en 45 minutos

Los de Sandoval apenas inquietaron. Excelente actuación del joven Señé, que participó en los dos goles vigueses. Los de Berizzo siguen en puestos de Champions.

0

LALIGA

El Celta mantiene su ritmo de Champions también sin Nolito. Agarrado a su ambiciosa propuesta y al talento de sus futbolistas, sólo necesitó 45 minutos para ajusticiar a un Granada con muy pocas respuestas en ataque y lastrado por una notable fragilidad defensiva. Orellana respondió a los pitos de su antigua afición con un gol y una actuación soberbia. Y Aspas dejó sin historia el partido al filo del descanso.

Tuvo más talento y mejor plan el Celta. Y también muchos recursos para generar jugadas. Nadie le puede negar su buena voluntad y su disposición al Granada. Pero después de cuatro meses de temporada Sandoval sigue sin definir lo que quiere de su equipo. La fórmula que mejor le ha funcionado hasta ahora ha sido el contragolpe. Ante el Celta quiso el balón y le falta plan, fútbol y mucha consistencia defensiva para ello. Los de Berizzo se limitaron a mantenerse pacientes y a saber elegir los momentos para asestar los golpes claves al partido.

El primer puñetazo en la mesa lo dio Orellana después de una pared exquisita dibujada por Señé y Aspas. El chileno lo celebró con rebeldía ante una hinchada que no paró de increparle durante todo el partido. Merece especial seguimiento el joven Señé, que aglutina desparpajo, talento y una excelente visión de juego. En sus botas también nació el segundo gol del Celta. Su pase lo aprovechó Jonny para ganar la línea de fondo y servir en bandeja a Aspas el 0-2. Corría el minuto 45 y el Granada, que mostró una endeblez y unos conceptos defensivos bastante pobres, ya no se repuso del golpe.

Lo intentó el equipo de Sandoval en la segunda parte. Apretó por momentos, pero lo más que comprometió al Celta fue forzándole unos cuantos córners. Si no es a golpe de chispazos individuales de Success o Peñaranda, al Granada le cuesta un mundo generar ocasiones cuando los espacios escasean. Al Celta le bastó con ser conservador y no asumir un solo riesgo. Berizzo y su equipo también saben ganar sin Nolito.