BARCELONA - LAS PALMAS

Messi se lesiona: ocho semanas de baja y Clásico corre peligro

Sufre una rotura en el ligamento colateral interno de la rodilla izquierda, según el parte médico del club. Podría perderse el partido ante el Madrid del 21-N.

0

LALIGA

Leo Messi se lesionó en el encuentro frente a Las Palmas y estará ocho semanas de baja, según el parte médico hecho público por el Barcelona. Sufre una rotura en el ligamento colateral de la rodilla izquierda

El encuentro ante el Real Madrid, que se jugará en el Bernabéu, será el 21 de noviembre y antes se medirá en Liga al Sevilla, al Rayo, al Eibar, al Getafe y al Villarreal. En Champions y hasta entonces le esperan Leverkusen y en dos ocasiones el BATE Borisov. También hay dos parones FIFA, en los que no podrá estar con Argentina, que comienza a jugar ya las eliminatorias para el Mundial. Faltará ante Ecuador (8 de octubre), Paraguay (13 de octubre), Brasil (13 de noviembre) y Colombia (17 de noviembre).

Messi tuvo que ser sustituido en el minuto 8 del partido ante Las Palmas. El defensa del equipo canario interceptó un disparo del argentino en boca de gol y Leo salió mal parado al chocar ambas piernas con el balón entre ellas. Messi fue trasladado a un hospital de Barcelona, la Cruz Blanca, para ser examinado con más detalle de su preocupante lesión. Tras ser sometido a una resonancia, el jugador abandonó la clínica una hora después de su ingreso cojeando visiblemente y sin hacer declaraciones. Una hora después, el Barcelona anunciaba su lesión.

Messi cayó al suelo tras ese bloqueo a su disparo, tuvo que ser atendido por los médicos del Barcelona en el minuto 5 ante un silencio sepulcral en el Camp Nou que se interrumpió por los cánticos de ánimo al delantero. Messi regresó al terreno de juego ovacionado y con el alivio de compañeros y aficionados porque podía caminar y mover la rodilla. Sin embargo, en el primer balón que tocó volvió a resentirse y pidió el cambio. Munir entró por él.

En diciembre de 2012 Messi ya tuvo problemas en esa rodilla. Fue en un Barça-Benfica de Champions. Regateó al portero y se hizo daño en esa rodilla. Sufrió una contusión ósea en la cara externa de la rodilla izquierda pero jugó al siguiente partido. Sólo fue un susto. “Pensé lo peor”, dijo entonces.