FÚTBOL FEMENINO

Idoia Agirre, de jugadora de la Real Sociedad a MVP en EE UU

Dejó la Real Sociedad para estudiar y jugar al fútbol en EE UU. Lleva un mes en la Anderson University y ha sido ya dos veces 'Mejor Jugadora' en la D2 de la liga universitaria.

Idoia Agirre, de jugadora de la Real Sociedad a MVP en EE UU

Idoia Agirre (Legazpi, Gipuzkoa, 1993) fue durante las últimas 5 temporadas jugadora de la Real Sociedad. Este verano, tras terminar su carrera de Administración y Dirección de Empresas (ADE) en la Universidad del País Vasco, decidió dar un giro a su vida y marcharse al extranjero. Le surgió la oportunidad de seguir estudiando (un máster en Business Administration) y jugando al fútbol en la Anderson University de Estados Unidos. En tan solo un mes ha conquistado el título de Mejor Jugadora en dos semanas diferentes, primero de su conferencia, y después de D2 de la Liga Universitaria a nivel de todo el país. En este tiempo ha marcado 10 goles y ha dado 4 asistencias. 

Tras ver cumplido su sueño de jugar en la Real Sociedad, está cumpliendo otro nuevo, seguir estudiando en un país con otra cultura y continuar jugando al fútbol. Primero un profesor de la Universidad del País Vasco muy futbolero y después la agencia 'Athletes USA' le ayudaron a alcanzar eñ sueño americano que está viviendo. Esta agencia le consiguió una beca que le cubre el coste de sus estudios y la manutención, aunque el piso se lo paga ella. "El fútbol me ha abierto las puertas de Estados Unidos. Vengo para quedarme dos años y ahora tengo que seguir demostrando que merezco estar aquí. Hay que jugar bien al fútbol y ser buena estudiante porque hay compañeras que se han quedado fuera de convocatorias por quejas de los profesores respecto a sus estudios". 

Idoia todavía se sorprende de lo rápido que se está adaptando al equipo y al fútbol estadounidense y, sobre todo, la popularidad que ha adquirido en tan poco tiempo. La donostiarra ya es una futbolista famosa en su universidad y hasta dos de los periódicos locales le han entrevistado: "Aquí me siento muy valorada y reconocida e incluso algún profesor se ha dirigido a mí diciéndome 'Aquí viene la estrella del fútbol'. En Estados Unidos a los deportistas nos valoran mucho, seamos hombres o mujeres. No esperaba este éxito y ahora me toca trabajar muy duro para mantener esto".

A la jugadora donostiarra no le ha costado demasiado adaptarse al fútbol de Estados Unidos. Reconoce que el hecho de que sea una futbolista más física y menos técnica le ha favorecido. Quizás sus dos años practicando atletismo en su pueblo, Legazpi, le hayan forjado esta fortaleza física que ahora tanto le favorece en la liga universitaria americana: "A diferencia de lo que predomina en España, las jugadoras más técnicas, para mí es más adecuado este juego porque soy una futbolista más física". Confiesa que lo que más le costó al principio fue adaptarse al calor de Anderson, en South Carolina, al Sur de Estados Unidos. También tener que entrenarse por la mañana y por la tarde: "Al principio teníamos sesión doble y lo que más me costaba era entrenarme a las 7:30 de la mañana. Ahora como jugamos dos días a la semana, miércoles y sábado, entrenamos solo por la tarde, pero no todo es entrenamiento. Aquí se ven vídeos de los rivales, se analiza todo mucho: las jugadoras claves, los detalles..."

Quizás su pasado en el atletismo le haya dado esta fortaleza física que ahora tanto le favorece en el 'soccer' americano. "Yo siempre tuve claro que quería jugar al fútbol, pero de los 10 a los 12 años practiqué atletismo, sobre todo cross, aunque también corría los 100 metros y los 100 metros vallas. Hacía un poco de todo", confiesa. 

A los 12 años abandonó el atletismo cuando en su Legazpi natal consiguieron formar un equipo infantil de fútbol femenino con 17 logró su sueño, jugar en la Real Sociedad: "Empecé a entrenarme con la Real Sociedad con 14 años, estuve en su escuela de tecnificación y al siguiente año hice la temporada y me ficharon. Jugar en la Real Sociedad siempre fue mi sueño y tuve la suerte de cumplirlo, pero ahora mi sueño está aquí, en Estados Unidos". 

Otra de las cosas que más le llama la atención a Idoia es el respeto hacia el deportista en general: "Esta liga no es profesional y sin embargo aquí a los deportistas se nos valora mucho, seamos hombres o mujeres".