Popovic sólo ha ganado un tercio de sus partidos

REAL ZARAGOZA

Popovic sólo ha ganado un tercio de sus partidos

Popovic sólo ha ganado un
tercio de sus partidos

ALFONSO REYES

En sus 37 encuentros como entrenador del Real Zaragoza, el equipo ha encajado 60 goles y su balance en La Romareda es de nueve victorias, cuatro empates y seis derrotas.

Un tercio de triunfos. Ranko Popovic ya se ha sentado en el banquillo del Real Zaragoza en 37 partidos oficiales, 33 de Liga y cuatro del playoff de ascenso, con un balance de 13 victorias, 13 empates y 11 derrotas. Es decir, sólo ha ganado el 35% de los encuentros disputados, algo más que un tercio del total. Números que la temporada pasada fueron suficientes para disputar la promoción de ascenso —otros años con 61 puntos no hubiera sido posible— y una vez allí quedarse únicamente a seis minutos de Primera, pero que en ningún caso le permitirán luchar por el ascenso directo.

Inseguridad en casa. En un primer momento parecía que Popovic se iba a hacer fuerte en La Romareda. En sus seis primeras jornadas en casa sumó cinco victorias, con goleada en su debut incluida, y sólo cayó derrotado frente al Valladolid (0-2), pero poco a poco esa fortaleza como local desapareció, tal y como ha quedado demostrado en las dos últimas derrotas consecutivas del Real Zaragoza en La Romareda. De esta forma, en los 19 partidos en casa del técnico serbio, el balance es de nueve victorias, cuatro empates y seis derrotas. Números más propios de un equipo de mitad de tabla que de uno que aspira al ascenso.

Fuera del ‘playoff’. Dejando a un lado los cuatro encuentros del playoff de la temporada pasada, Popovic ha dirigido hasta la fecha 33 partidos de Liga al Real Zaragoza. El balance es de once victorias, tres empates y nueve derrotas, lo que hace un total de 46 puntos de 99 posibles. Es decir, sólo ha logrado el 46,46% de los puntos en juego, por lo que en una temporada completa, con 42 jornadas, terminaría con 58 puntos, una puntuación que le situaría muy lejos de la lucha por el ascenso directo y que incluso no le habría permitido entrar en la promoción desde que se instauró el playoff en la campaña 2010-11. Antes, desde que hay una Segunda de 22 equipos, el Real Zaragoza sólo habría finalizado entre los seis primeros en la temporada 2007-08.

De más a menos. Lo más preocupante es que los números de Ranko Popovic han ido de más a menos. En sus diez primeros partidos logró seis victorias, dos empates y dos derrotas, sumando 20 puntos de 30 posibles. Un 66,66% de los puntos que llevaría al Real Zaragoza a terminar la temporada con más de 80 puntos, una cifra que sí que da para luchar por el ascenso directo. Pero la realidad es que si uno coge los últimos 21 partidos de Liga de Popovic —los que conformarían una vuelta de Segunda—, el balance es de cinco victorias (menos que en sus diez primeros partidos), diez empates y seis derrotas, sumando 25 puntos de 63 posibles, es decir, el 39,68% de los puntos en juego. Siguiendo esta proyección, el Real Zaragoza terminaría la Liga con 50 puntos. En este caso lo preocupante no sería que el equipo aragonés se quedara bastante lejos del playoff, sino que, desde que hay 22 equipos en Segunda, habría descendido a Segunda B en las temporadas 2013-14, 2012-13, 2009-10, 2007-08 y 2001-02.

Sangría defensiva. Uno de los aspectos que más ha penalizado a Popovic desde que llegó es la inseguridad defensiva. En sus 37 encuentros como entrenador del Real Zaragoza, el equipo ha encajado 60 goles, lo que significa 1,6 tantos por partido. Quizás lo más preocupante sea que el equipo aragonés no deja su portería a cero desde el 26 de abril, cuando se impuso por 1-0 al Numancia en La Romareda. Desde entonces, el técnico acumula 16 partidos oficiales encajando como mínimo un gol. Y es que en esos 37 encuentros de Popovic, el Zaragoza sólo ha dejado su portería a cero en ocho ocasiones, cinco de ellas de manera consecutiva.

Menos goles a favor que en contra. Esos 60 goles en contra sólo se podrían sostener con un gran caudal ofensivo, pero la realidad dice que el Zaragoza de Popovic ha marcado menos goles que los que ha recibido. En total, 53 goles a favor, es decir, 1,43 tantos por encuentro. Además, el técnico ha visto cómo su equipo se quedaba sin marcar en diez ocasiones, las dos últimas en las dos últimas jornadas para perder ambos partidos por 0-1. Una sequía goleadora que no atravesaba el Real Zaragoza desde el 22 de febrero, cuando se quedó sin marcar de forma consecutiva contra el Sabadell (0-0) y el Alavés (4-0).

0 Comentarios

Normas Mostrar