El Nàstic se deja empatar en solo dos minutos

NÁSTIC 2 - ZARAGOZA 2

El Nàstic se deja empatar en solo dos minutos

El Nàstic se deja empatar en solo dos minutos

Rodolfo Molina

DIARIO AS

Dorca y Ángel igualan el encuentro para el Zaragoza cuando perdían por 2-0 tras los tantos de Giner y Rayco. El amistoso se ensució en la segunda mitad.

El Nàstic se dejó empatar cuando tenía al Zaragoza contra las cuerdas. El conjunto grana se adelantó gracias a los tantos de Giner y Rayco, pero los de Dorca y Ángel, tras el error de Nadal, igualaron el encuentro en tan solo dos minutos. Los grana mostraron buenas maneras, pero desconectaron al final.

Pese a estar en pretemporada, Nàstic y Zaragoza empezaron el encuentro de forma fulgurante. Ortuño malogró una gran asistencia de Pedro en el 2’ y poco después, Marí remató al larguero un córner servido por Rocha al palo corto. Ambos equipos hicieron méritos para adelantarse en el marcador, pero cuando Jean Luc le puso serenidad a sus acciones, el Nàstic empezó a adueñarse del juego. Y no tardó en morder el conjunto grana porque Ferran Giner demostró más hambre que Bertran y en el mano a mano batió a Alcolea. El tanto no acongojó al Zaragoza y Pedro se mostró omnipresente. Las acciones se sucedían y después de que Rico perdonara el 1-1, Álex López no supo aprovechar el mal despeje de Alcolea tras el disparo de Rocha.
Vicente Moreno había trabajado en el inicio de la semana las acciones de estrategia y Xisco Campos las puso en práctica porque en el 25’ remató al larguero. El balón parado y los contraataques amargaban al conjunto de un Popovic que no encontraba la tecla para desactivar a Rayco.

Ya en la segunda mitad, el Nàstic tan solo introdujo dos cambios —Nadal y Tejera por Reina y Gal— y ello le permitió mantener el nivel de los primeros 45 minutos y poner aún más tierra de por medio. Otra vez volvió a crear peligro gracias a la estrategia y Rayco firmó de cabeza el 2-0. El tanto desesperó al Zaragoza y fue entonces cuando Cabrera atizó a Tejera y se dio el pistoletazo de salida a unos minutos con poco juego y mucha dureza.

Popovic acabó jugando con Ortuño y Ángel en punta, pero fue Pedro quien tiró del carro. Con espacios es peligroso, pero aún lo es más al primer toque. Acabó atizado —tuvo que ser sustituido— y agotado porque hizo la guerra por su cuenta para intentar hacer más daño a un Nàstic que al final se hizo el haraquiri. Bajaron el ritmo y el Zaragoza no perdonó. Dorca hizo el 2-1 en el 85’ y un minuto después, Ángel aprovechó el error de Nadal para empatar el encuentro. Al final todos contentos porque el Nàstic, quitando los últimos minutos, ofreció una gran imagen y el Zaragoza porque supo reaccionar.

0 Comentarios

Normas Mostrar