BARCELONA

Benedito presenta una bebida energética para la camiseta

Flight Without Wings dejaría entre 70 y 80 millones de euros por aparecer en la elástica. El candidato tiene acuerdos con tres empresas más.

Benedito presenta una bebida energética para la camiseta
QUIQUE GARCIA

Agustí Benedito ha sido el primero en desvelar un nombre para sustituir a Qatar en la camiseta del Barcelona. Si gana las elecciones, la bebida energética Flight Without Wings podría ser el patrocinador impreso en la elástica azulgrana, y dejaría entre 70 y 80 millones de euros de ingresos para el club. El candidato lo anunció en su sede un días después del debate electoral en el que participaron los cuatro aspirantes, y destacó una vez más “lo que el capital catarí otorga al Estado Islámico”.

El candidato reconoció que “negociar desde una candidatura es complejo porque estás en una situación de incertidumbre. Los acuerdos se hacen con presidentes y no candidatos”. Añadió que el acuerdo no está del todo definido y que las cifras, el logo y otros aspectos se acabarán de concretar si llega a la Junta Directiva. Bendito fue muy crítico con Josep Maria Bartomeu: "Quería demostrar que Qatar no es la única opción, como Bartomeu nos ha hecho creer”, dijo. E hizo referencia a los “intereses ocultos del Barcelona” a los que ya se ha referido en otras ocasiones, catalogando el patrocinio actual de un "error histórico de la Junta presidida por Rosell".

Además, Benedito afirmó tener acuerdos con tres empresas asiáticas que también podrían patrocinar la camiseta, pero no desveló el nombre aludiendo a la cláusula de confidencialidad. Sí que dijo que dos de ellas son chinas, una de bienes de consumo y otra de nuevas tecnologías, y que la tercera es una aerolínea de Asia. El candidato añadió que está intentado cerrar un acuerdo para la equipación de entrenamiento de “entre 15 y 20 millones. Intentaremos alcanzar los 100 millones superando en 19 al Manchester United”, aventuró.

Flight Without Wings es una bebida energética desarrollada con capital indio y propiedad de la multinacional británica World Trade Brands Limited. Se empezará a comercializar a finales de este año en Reino Unido, India y Dubai, y a partir de 2016 en Estados Unidos, China, Japón y otros países. Desde la directiva de la marca destacó la responsabilidad social corporativa de la empresa y el hecho de que pretendan invertir los beneficios de la venta de la bebida en los países menos desarrollados.