DEPORTIVO DE LA CORUÑA

Fabricio pone su continuidad a disposición del Depor

"La propuesta tiene que ser buena para el club, que el club me llame y me diga que es muy buena para ellos, y también para mí'', dijo.

0
Fabricio pone su continuidad a disposición del Depor
Sanchofoto DIARIO AS

El portero del Deportivo Fabricio Agosto se ha puesto a disposición del club tanto para renovar su contrato, que acaba en 2016, como para ser traspasado en caso de que llegue una oferta en firme para hacerse con sus servicios y esta satisfaga al conjunto coruñés.

"La propuesta tiene que ser buena para el club, que el club me llame y me diga que es muy buena para ellos, que con ese dinero lo pueden invertir para incorporar a Sidnei (Rechel), Lucas (Pérez) y dos o tres más. Y también tiene que ser buena para mí. Pero me tiene que llamar el club a mí, no ser yo el que diga: 'tengo esta oferta, cógela'", comentó en rueda de prensa.

Fabricio, que fue uno de los destacados la temporada pasada en el Deportivo, afirmó que en lo "único" que piensa es en el equipo coruñés "en el día a día, en seguir disfrutando" de la que es su "casa" y en donde quiere continuar.

"Hemos hablado de la renovación y no va a ser de un día para otro, pero estamos en ello y mi esperanza es llegar a un acuerdo", señaló el futbolista.

Su prioridad, a tenor de sus manifestaciones, es ampliar su relación contractual, porque lo que le dan sus "compañeros", la "ciudad" y el "club" en "pocos lados" se lo "podrían" ofrecer y es "una de las cosas" por las que quiere "luchar".

Eso sí, dejó claro que es "un empleado de este club" y si este le comunica alguna oferta para salir, la escuchará y acatara "sus órdenes".

Fabricio admitió que a su representante le ha llegado el interés de algún equipo pero dejó claro que no ha habido nada "en firme" porque para eso los interesados tienen que "hablar con el club" y no con él.

"Hasta el momento, el club no me ha dicho nada y eso significa que no hay nada", apuntó el portero, quien explicó que las posturas para su renovación están "un poquito lejos" aunque ambas partes intentan un acercamiento.

"Tengo fe en que con el paso del tiempo nos lleguemos a encontrar. Lo único que me preocupa ahora es ponerme en forma y rendir", declaró el portero, quien puso de "ejemplo" la renovación de Juan Domínguez, que también se produjo después de largas negociaciones, cuando ya su contrato expiraba.