La mitad de los jugadores pericos se han formado en el filial

ESPANYOL

La mitad de los jugadores pericos se han formado en el filial

La mitad de los jugadores pericos se han formado en el filial

CARLOS MIRA

14 de los 30 futbolistas jugaron al menos un año en el B. Entre ellos, titulares esta campaña como Casilla, Javi López o Duarte.

Una plantilla de la casa. No hay mejor definición para resumir a los 30 jugadores que hay actualmente en la primera plantilla del Espanyol, descontando ya a las bajas y añadiendo a los jugadores que suben del filial y a los cedidos que, hasta que no se les encuentre destino, siguen perteneciendo al Espanyol. Hasta 14 jugadores han participado al menos una campaña en el segundo equipo blanquiazul.

El más antiguo es Kiko Casilla, que participó en la campaña 2007-08 jugando 25 partidos y recibiendo 36 tantos. Ese año, curiosamente, fue cuando se produjo su debut en Primera, debido a la lesión de Iñaki Lafuente y a que Carlos Kameni se hallaba en la Copa África. Tras el meta, llega Javi López. Fichado del Betis, en la 2007-08, necesitó tres campañas en el filial para conseguir un dorsal del primer equipo, pero su tenacidad dio sus frutos y, a día de hoy, es el jugador del primer equipo con más partidos en la máxima categoría.

Víctor Álvarez, que ha desarrollado su formación principalmente en el Espanyol, ya perteneció a la plantilla del B la campaña 2010-11. Al curso siguiente, coincidó con Thievy Bifouma, Cristian Gómez, Christian Alfonso y Carlos Clerc. Poco a poco, y en diferentes etapas, estos futbolistas de generaciones próximas tuvieron su oportunidad en el primer equipo aunque únicamente Víctor ha logró afianzarse.

Hornada. El más joven llega después. En la 2012-13, todavía siendo juvenil, Rubén Duarte ya participa activamente de los triunfos del Espanyol B. Le acompaña Germán Parreño, quien dio antes el salto a Primera aunque sin oportunidades. Y, por último, llega la última generación que aún está por abrir. El adelantado fue Pau López, que ya pudo demostrar el curso pasado su valía. Entrar con el mismo pie esperan Rober Correa, Marc Caballé, Antonio Raíllo y Joan Jordán. En la recámara, esperan Jairo Morillas y Mamaudou Sylla.Un reguero de futbolistas que nutren el primer equipo, lo que demuestra dos cosas: el talento emergende de la cantera y la valentía de los técnicos en apostar por ellos. Ahora, les tocará ganarse un sitio entre tanta competencia.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar