EL CHOLO SE CONFIESA

Cholo Simeone: “Este equipo necesita un cambio, un estímulo”

El Cholo Simeone recibió a AS en el seno familiar, con sus hijos y su novia, Carla Pereyra, después de la final de Champions, repasó la actualidad del Atlético de Madrid en su casa.

0

AStv

—¿Cómo valora la campaña recién terminada con el Atlético?

—La temporada fue muy positiva. Haber ganado la Supercopa de España fue un paso muy bueno. Y el tercer lugar que era el objetivo del club nos permite seguir creciendo como equipo. Y nos genera la posibilidad de volver a la Champions.

—Esta temporada tiene que rearmar el equipo como en sus inicios en el Atlético, ¿vuelve a un punto cero?

—Esta temporada se acerca a los primeros seis meses que tuve, y al siguiente año. No va a haber muchos recambios como la temporada pasada. Porque los jugadores que vendrán serán los que puedan competir, los que ocupen lugares donde tuvimos carencias como equipo. Y la temporada pasada nos sacaban los jugadores por las cláusulas. Se fue Courtois, Diego Costa, y había muchos otros chicos como Diego o Villa que se marcharon. La verdad que las salidas han sido muchas. Y esta temporada vamos a mantener la base principal del equipo.

—¿Cuánto evolucionó como entrenador estos años en Atlético? ¿En qué siente que dio un paso al frente?

—Mi mejor etapa fue en Catania. Porque viví momentos diferentes, tuve que reacomodarme como entrenador para pelear en el Calcio desde otro lugar, uno al que no estaba acostumbrado. Y en el Atlético encontrarme con la jerarquía de futbolistas con los que nos encontramos nos hizo crecer a todos, no solo a mí. A nosotros como cuerpo técnico y a los futbolistas como jugadores. Es recíproco. Hubo una comunión y una competencia muy sana dentro del plantel, y por eso conseguimos pelearle de palmo a palmo a los grandes estos tres años, y lograr todo lo que logramos. Ahora cuando nos enfrentamos al Real Madrid y al Barcelona tenemos más posibilidades de pelearles y de ganarles, no como era antes. Siento que soy mejor en el manejo de diferentes situaciones que se fueron presentando.

—Hace poco se cumplió un año de la final de la Champions perdida frente al Real Madrid, ¿qué le sucedió cuando vio la del sábado pasado entre el Barça y la Juve?

—Nuestra final la anulé en mi cabeza. Me dolió más cuando vi el sábado la final de la Champions, cuando vi que tanto la Juventus o el Barcelona podían ganar el partido. Y que nosotros hace un año estuvimos en esa situación, con idéntica posibilidades de ganar. Lo de la Juventus nos sucedió a nosotros. Son partidos que se deciden en detalles. Y si no ponía a Diego Costa me hubiese arrepentido toda la vida. No esperaba que se acalambrara Diego Costa. Y a los 20 minutos que me quede sin dos cambios de tres. Pero estuvimos a tres minutos de ser campeones con un equipo que tiene diez Champions y nosotros ninguna. El fútbol tiene estas cosas maravillosas y dolorosas. Un día te hace disfrutar de una situación que te toca y otro día te hace sufrir de otras situaciones.

—¿Del partido de vuelta de cuartos de Champions se arrepiente de algo?

—No. Si jugamos con un equipo súper ofensivo. Con Koke, Tiago, Saúl, Griezmann y Mandzukic. Desde la formación estuvo destinado a tener la pelota con Koke y Saúl, y además con jugadores que tienen gol. Opté por la responsabilidad de sacar al capitán Gabi y poner a Saúl con los riesgos que se corrían. Pero para eso soy entrenador, para asumir y correr riesgos. Y Gabi estuvo 45 minutos para jugar en el segundo tiempo. Y yo creo que llevamos la eliminatoria hasta un lugar que cualquier cosa que sucedía podrían haber dicho: ¨Qué bien que le ganaron al Real Madrid”. Y un detalle mínimo podría llevar a decir que pasara lo contrario. Y eso sucedió: expulsión de Arda y a partir de ahí ya no era más partido. Estábamos esperando tristemente que en algún momento se rompiera. Y llegamos al minuto 178 de una eliminatoria de 180 minutos. Es muy fácil hablar a partir de lo sucedido. Invito a preguntarles a los que piensan distinto qué hubiera pasado si hubiéramos jugado de otra manera, ¿Hubiésemos llegado a los 178 minutos? Estará la duda, porque es fácil hablar después.

—Con equipos poderosos, se ve obligado reforzar la defensa para equilibrar fuerzas…

—Si miras la eliminatoria contra equipos superiores a nosotros, siempre hemos puesto en cancha futbolistas para crear situaciones de gol más que para defender. Un ejemplo: Adrián, en el partido con el Chelsea. Y Adrián hizo un gol. Y no jugó Raúl García porque entendía que para ese partido necesitaba que jugara un futbolista como Adrián. Arda, Mario Suárez, Tiago, Koke, Villa fueron los otros jugadores de medio campo en adelante. Y en el partido en el Calderón que ganamos al Madrid 4-0 en Liga se lesionó Koke. Y entró Saúl en lugar de Raúl García. Y marcó un gol de chilena. El fútbol es maravilloso porque siempre nos da alternativas para poder discutir. Esto es lo lindo. Pero yo también tengo cartas para explicar el por qué. Nosotros en el Calderón hemos jugado frente al Barça con Villa y Adrián. ¿Qué cambió de los cuartos de final de Champions a la final de la Europa League o a la Supercopa Europea? Poco. Jugamos con Adrián, Gabi, Mario Suárez y Arda, además de Falcao. Siempre jugamos con características de futbolistas que nos acercaban al partido que imaginábamos. Y esta vez con Arda, Koke, Tiago, Saúl, Griezmann y Mandzukic, creíamos que era una formación óptima para poder lastimar al contrario. El partido no fue lo que imaginábamos. Porque el primer tiempo el equipo no lo jugó bien. Y estaba la posibilidad de jugar con Raúl, Torres y Gabi, pero si los hubiera puesto a ellos me hubieran criticado por no poner un equipo con jugadores que manejen más la pelota. El fútbol da la posibilidad de hablar a todos.

—¿Por qué el Atlético retrocede en cancha cuando juega contra equipos de la jerarquía de Real Madrid o del Chelsea?

—Nosotros somos un equipo más preparado para jugar en espacios, que desde la posesión. En el último partido con el Madrid creíamos que teníamos que tener jugadores más preparados para pasar rápidamente de defender a atacar. Por eso jugaron Saúl, Koke y Griezmann por izquierda. Por eso le disputábamos la pelota al Madrid e intentamos jugar con buenas combinaciones.

—Está en una situación de nuevos retos, pero con el bagaje de los títulos conseguido. ¿Qué siente ante la temporada que se avecina?

—Estamos en una situación importante. El equipo necesita un cambio, un estímulo nuevo. Considero que no es fácil para un entrenador estar tanto tiempo con los mismos futbolistas. Y no es fácil para los jugadores. Es mucho tiempo juntos. Saben mis virtudes, mis defectos… Igual que yo de ellos. Estoy convencido que necesita un cambio. Un movimiento interno donde el equipo dé un paso hacia delante. Y ese paso lo veo por ejemplo en apostar por un Koke en el doble cinco. Eso nos va a generar empezar a formar al equipo desde otro pensamiento. Y lo necesitamos. Por que estoy convencido de que es el momento.

—¿Vamos a ver otro Atlético de Madrid en cuanto a forma de jugar sobre el campo?

—Eso habrá que redondearlo conforme tengamos el plantel completo. Las expectativas en cuanto a lo que veo es que si nosotros logramos mejorar situaciones que tenemos claras en el cuerpo técnico y la dirección deportiva vamos a potenciar el equipo. No es igual que el año pasado. El año pasado se fueron diez futbolistas, cinco de ellos titulares: Courtois, Villa, Costa, Filipe y Tiago. Porque Tiago se fue y volvió… Este año no se van a ir cinco chicos que actuaban de titular. Vamos a estar más cerca de poder potenciar lo bueno que hicimos el año pasado. Porque hicimos cosas buenas.

—Tuvo que hacer 38 alineaciones diferentes en la temporada pasada en Liga…

—Nunca lo hicimos pensando en el dato. Es una realidad. En los años anteriores sólo repetimos alineación cinco veces en uno y en el otro seis. La competencia que el equipo tiene te hace tener esas situaciones más que en otros equipos. Si miras al Madrid o Barcelona, los chicos de recambio son menos buenos que los juegan de titular. Nosotros tenemos un plantel en el que posiblemente muchos jugadores sean un ocho. No tenemos ocho de diez y luego cinco de siete. Es normal que suceda. Aunque sería saludable tener una formación más estable.

—¿La busca?

—Te vas encontrando. Uno no lo hace pensando en si cambio o no. Los partidos te generan los recambios y buscar gente nueva. Tratamos de tener un plan A y un plan B. Porque todos los partidos no son iguales. No es lo mismo jugar en la cancha del Eibar que en el Calderón contra el Barcelona.

—¿Cómo ve la temporada próxima?

—La Liga la veo peligrosamente para un equipo que no sea el Real Madrid. Por que no puede pasar el Real Madrid siete años ganando sólo una Liga. La veo peligrosamente preparada para el Madrid. Lo digo ya desde hoy cuando faltan muchos meses. La veo complicada porque no veo que el Madrid esté otra campaña sin ganarla. No es normal. Por un lado me asusta y me preocupa. No porque tengamos intenciones de pelear la Liga, pero será un campeonato complicado.

—Y además estará el Barça…

—Un Barcelona que viene de ganar tres competiciones. Lo que me queda claro es que será una Liga complicada, el Barcelona se va a tener que preocupar.

—Con usted, el Atlético le ha plantado cara a los grandes…

—En estas cuatro temporadas hemos ido encontrando las formas de cómo competir con ellos. Y eso no quiere decir que le ganemos siempre. Pero si encontramos la manera de competir con ellos. Que jugar contra nosotros les genere una incomodidad. Y eso nos pone contentos. Nos pone más fuertes. Este año contra el mejor Barcelona, nos hicieron el 3-1 en Liga en el minuto 88. Más allá de la mano de Messi en el segundo gol, en el arranque de la jugada, aunque después fue un golazo. Y con el Madrid lo mismo. En la Liga nos fue muy bien, ganamos los dos partidos, en la Supercopa también. En Champions empatamos y perdimos. En Copa les dejamos afuera. Si vas al análisis, Nos sentimos bien compitiendo.

—Cuándo los jugadores se dan cuenta de que pueden ganar a los grandes se potencian. ¿Qué ocurre con el entrenador?

—El entrenador se siente mejor cuando el equipo puede reflejar el pensamiento del entrenador. Más allá de que lo desarrolla con la capacidad y el talento del futbolista. Cuando te das cuenta de que el rival es mejor y tú le trasmites al equipo de qué manera te puedes acercar al competir el entrenador se siente fuerte. Y decir: “Hay maneras de jugarle”. Los equipos que queremos competir contra los mejores tenemos que sentirnos fuertes en estas situaciones. Eso al entrenador lo pone en buen lugar.