Amistosos
EN JUEGO
Qatar Qatar QAT

Islandia Islandia ISL

LaLiga 1,2,3
NBA
FINALIZADO
Washington Wizards WAS

109

Portland Trail Blazers POR

119

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

131

New York Knicks NYK

117

FINALIZADO
Miami Heat MIA

97

Los Angeles Lakers LAL

113

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

104

Golden State Warriors GSW

92

Campeonato Brasileño Serie A
Liga Colombiana II

Goles a falta de títulos

1P

Gol
  • Gol del Real Madrid

    Marca: Cristiano

Gol
  • Gol del Real Madrid

    Marca: Cristiano

Gol
  • Gol del Real Madrid

    Marca: Cristiano (p)

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Real Madrid

    Jesé

Cambio
  • Cambio en el Real Madrid

    Sale: Pepe

    Entra: Varane

Gol
  • Gol del Getafe

    Marca: Escudero

Gol
  • Gol del Getafe

    Marca: Diego Castro

Gol
  • Gol del Getafe

    Marca: Lacen

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Getafe

    Vigaray

2P

Gol
  • Gol del Real Madrid

    Marca: Chicharito

  • Cambio en el Real Madrid

    Sale: Arbeloa

    Entra: Carvajal

Gol
  • Gol del Real Madrid

    Marca: James

Gol
  • Gol del Real Madrid

    Marca: Jesé

Gol
  • Gol del Real Madrid

    Marca: Marcelo

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Real Madrid

    Marcelo

Cambio
  • Cambio en el Real Madrid

    Sale: Cristiano

    Entra: Odegaard

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Getafe

    Alexis

Cambio
  • Cambio en el Getafe

    Sale: Juan Rodríguez

    Entra: Álex Felip

Cambio
  • Cambio en el Getafe

    Sale: Diego Castro

    Entra: Babá

Cambio
  • Cambio en el Getafe

    Sale: Pedro León

    Entra: Ivi

EXTRA

REAL MADRID 7- GETAFE 3

Goles a falta de títulos

El Madrid voló y Cristiano ató el pichichi (48 goles) con su hat-trick. Ovación a Ancelotti y división de opiniones sobre Casillas. Debutó Odegaard.

Madrid

Lo que se vio en el Bernabéu fue una temporada en miniatura. Espectáculo, diversión, división, cierto caos y tres goles más de Cristiano que no sirven para nada en el campeonato, sólo para llenar de balones su museo en Madeira. Tampoco faltó el márketing, naturalmente. Odegaard entró en el campo en el minuto 58 en sustitución de Cristiano. A falta de otros méritos, el noruego ya es el futbolista más joven en debutar con el Real Madrid.

En el capítulo de las despedidas (presuntas) sucedió lo esperado: fueron tristes. Ancelotti fue ovacionado cuando se anunció su nombre por megafonía pero su ubicación en el palco de jugadores (por sanción) no permitió otras muestras de cariño. Casillas sufrió la tortura habitual y más contentos se marcharon Chicharito y Jesé, goleadores en la última jornada, amores fugaces que echaremos de menos. Tampoco deslució Illarramendi, más intenso que nunca. Tal vez la llama le haya prendido ligeramente tarde.

Del partido hay poco que analizar. No había puntos relevantes en disputa, es verdad. Sin embargo, los futbolistas fueron más allá. Real Madrid y Getafe jugaron como lo harían los equipos de no existir los entrenadores. Sin precaución. Más interesados en atacar que en defenderse y más preocupados por el balón que por el sistema. En cierto modo, los madridistas actuaron con coherencia, quizá hasta con rebeldía. Ya no tienen entrenador. Ancelotti, a pocas horas del despido, apuraba en la grada sus últimos momentos en el cargo, salvo que alguna encuesta le rescate del cadalso.

Como se puede suponer, el intercambio de goles afectó especialmente a Casillas. Fue silbado en el primer tanto del Getafe, un zurdazo durísimo de Escudero desde fuera del área, y los pitos arreciaron en los dos siguientes goles, un chut de Diego Castro en la frontal y un trallazo a bocajarro de Lacen. Describo los goles, pero importa poco cómo llegaron. Quienes abuchean al portero lo hubieran hecho en cualquier caso.

Iker no debe analizar cómo está, sino cómo le ven. Y hay un número importante de aficionados que le ve mal. Si confía en que la situación cambie, advertirá que sólo puede cambiar a peor. Juraría que Casillas pensaba en todo esto cuando retrasó extrañamente un saque de puerta, a poco de encajar el segundo gol. Daba la impresión de estar evaluando los pitos y los aplausos del Bernabéu, un estadio partido en dos (ténganse en cuenta cuando se cubra).

Odegaard entró al campo cuando faltaba más de media hora para la conclusión. Sustituyó a Cristiano, autor de un gol espléndido de cabeza, uno estupendo de falta y otro de penalti convencional: 48 en Liga, 118 del equipo (a tres de su récord). La entrada del noruego al campo permitió observar lo que tiene (además de enchufe): clase, confianza y zurda, incluida una cierta levedad muy lógica a los 16 años. Se trata de un jugador interesante, como otros del Castilla de ahora y siempre, de Mata a Burgui pasando por Pablo Sarabia.

Marcelo marcó el séptimo gol para completar su excelente partido (tan magnífico como el de James) y los últimos minutos se pasaron entre el fútbol desbocado y los ánimos esporádicos al portero, voces a favor de Casillas a las que el interesado correspondió con un aplauso. Si alguien cree que fue hermoso se equivoca; fue triste. 

0 Comentarios

Mostrar