Casillas estalla contra todos sus críticos: “¡Qué pesados!”

REAL MADRID 2 - VALENCIA 2

Casillas estalla contra todos sus críticos: “¡Qué pesados!”

El capitán del Real Madrid se hartó de los silbidos de buena parte del Santiago Bernabéu y masculló para sí: “A tomar por c... ya con los pitos de los c...”.

Madrid

Casillas se hartó y estalló contra los pitos que recibió de parte del Bernabéu en el encuentro ante el Valencia. Sus gestos de enfado llegaron en el minuto 22, tras los primeros silbidos contra él. “A tomar por culo ya, a la mierda ya, pesados. ¡Qué pesados, joder! A tomar por culo ya con los pitos de los cojones”, masculló para sí. En el 45’ se repitió: “A tomar por culo. Hasta los cojones ya”. Su enfadó no se calmó y fue el primero en enfilar el vestuario al final del partido y no se quedó a saludar.

El Bernabéu pitó a su capitán señalándole por los dos goles recibidos, sobre todo por el primero, en el que pudo hacer algo más. Escuchar silbidos a Casillas se ha convertido en algo casi habitual a pesar de que sus estadísticas se mantienen parecidas. En Liga detiene el 71,9% de los disparos y su porcentaje desde 2005 es del 74%. Eso sí está por debajo de Neuer (79,7%), Bravo (78,1%) o Buffon (75,3%). Esta temporada sale a 0,93 goles encajados por partido y su media desde que defiende la portería blanca es de 0,98 tantos... Lo que es cierto es que no se está viendo al Casillas determinante que hace paradas milagrosas y sí una versión más nerviosa e insegura del meta.

El problema de los pitos es que no tienen su origen en temas deportivos sino por una herida con cierto sector del público que se abrió en plena guerra fría con Mourinho. Acusaban a Iker de topo, traidor y las declaraciones de Sara Carbonero, su novia, en Televisa (“los jugadores no comulgan con Mou”) avivaron más el fuego contra el portero. Hubo hasta pintadas en la placa que le homenajea en Móstoles y en las cercanías de su casa de Pozuelo.

La salida de Mourinho no apaciguó la situación. Ya con Ancelotti en el banquillo, el Fondo Sur (entonces regentado por Ultras Sur) pitó a Casillas en el homenaje a Raúl ante el Al-Saad. El resto del estadio contestó coreando el nombre del capitán. Ancelotti alternó aquel año en la portería: Diego López jugó la Liga y Casillas la Champions y la Copa. La división continuó en la afición. Expulsaron a los Ultras del Bernabéu pero con la Grada Fans de Florentino no se rebajaron las críticas. De hecho, ha sido en esta temporada cuando la relación de Iker con el Bernabéu se ha vuelto más ácida.

Se pudo observar en los dos primeros derbis contra el Atlético en casa (Supercopa y Liga). Entonces fue señalado como culpable de unos goles que volvieron a llegar por arriba. Durante el año, el público le ha criticado con dureza por cada error. Los peores días fueron el 14 de febrero contra el Depor (le pasó factura su error en el 1-0 del Calderón, donde cayeron 4-0) y el del Schalke. Entonces, Casillas trató de apaciguar: “Hay que encajar los pitos, el público es soberano”. Ante el Valencia no se mordió la lengua y mostró su hartazgo con los críticos. El miércoles ante la Juve vuelve al Bernabéu. Teniendo en cuenta que Ancelotti medita alinear a Keylor contra el Getafe (último encuentro de Liga), ¿será su último partido en casa con el Madrid?

0 Comentarios

Normas Mostrar