Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

La Audiencia Nacional ya se declaró incompetente en 2010

AFE

La Audiencia Nacional ya se declaró incompetente en 2010

El tribunal entendía que el litigio entre la AFE y la LFP debía haberse planteado ante la jurisdicción contencioso-administrativa y no ante lo social.

La Audiencia Nacional se declaró incompetente para resolver en diciembre de 2010 un litigio entre la Asociación de Futbolistas Española (AFE) y la Liga de Fútbol Profesional (LFP) planteado por los jugadores ante la decisión de la patronal de fijar partidos el domingo 2 de enero de 2011.

En aquella ocasión, la AFE planteó una demanda de conflicto colectivo ante la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional en la que solicitó "suspender cautelarmente" los partidos que la LFP había fijado para el 2 de enero y que la jornada se disputara íntegramente el lunes 3 de enero.

La AFE denunció un incumplimiento del convenio colectivo firmado en julio de 2008, que reflejaba el día 2 de enero como fecha de descanso para los futbolistas, pese a lo cual la LFP programó cinco partidos de Primera división y diez de Segunda.

El sindicato también denunció que no se había contado con él para la elaboración del calendario.

La Liga rechazó este argumento y alegó que el calendario se conocía desde el mes de mayo y se ratificó posteriormente, además de los perjuicios que podría causar el cambio de fecha al afectar a encuentros programados de la Copa del Rey para el 5 y el 6 de enero, ya que entre un enfrentamiento y otro debe haber un mínimo de 48 horas.

Tras la celebración de una vista, el tribunal se declaró incompetente al entender que la cuestión debía haberse planteado ante la jurisdicción contencioso-administrativa y no ante lo social, dado que el calendario de Liga había sido aprobado por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en un acto que se considera administrativo.

En agosto de 2011 la AFE convocó una huelga para las dos primeras jornadas de la temporada 2011-2012 por la situación de impagos que afectaba a unos 200 jugadores de Primera y Segunda división y sus diferencias con la LFP por el convenio colectivo.

La huelga, la última que ha vivido el fútbol española hasta el momento, se llevó a cabo y la primera jornada no se celebró en la fecha prevista, aunque las partes alcanzaron un acuerdo que permitió la celebración de la segunda jornada.

0 Comentarios

Normas Mostrar